VENDAJE NEUROMUSCULAR O KINESIOTAPING

vendaje neuromuscular-fisioterpaia-kinesiotaping
  • Fisiosalud
  • Octubre 25, 2014

 

 

El vendaje neuromuscular (VNM), también conocido como kinesiotaping, es una técnica de vendaje cada vez más extendida en la fisioterapia, y no sólo en el ámbito deportivo, que quizá es donde más se comenzó a aplicar. Actualmente es un complemento muy útil en los tratamientos de fisioterapia que se llevan a cabo para múltiples patologías, muchas de las cuales aparecen en la práctica del pádel.

Como fisioterapeuta, durante el desarrollo de mi trabajo me encuentro con mucho desconocimiento por parte de los pacientes de en qué consiste realmente esta técnica, por lo que aprovecharemos hoy para explicar en qué consiste y cómo funciona, y lo más importante, que el kinesiotaping es una técnica muy específica y compleja que sólo puede aplicar un fisioterapeuta con conocimientos de la misma, ya que no se trata de un simple esparadrapo que se coloca donde hay dolor.

La venda de kinsesiotape fue inventada por Joseph C. Komp en 1970, pero fue más adelante cuando el Dr. Kenzo Kase desarrolló en Japón el concepto sobre las aplicaciones neuromusculares. Desde aquí se fue extendiendo por todo el mundo, sobre todo a través del deporte, hasta convertirse en una técnica habitual para la recuperación de lesiones.

Aunque la aplicación inicial era estrictamente muscular, diversas corrientes han ido desarrollando también otras aplicaciones: ligamentosa, tendinosa, linfática, correctiva, etc.; pero siempre partiendo de la idea inicial.

La venda está formada por un tejido de algodón al que se le aplica una base adhesiva y que está configurado de forma que proporciona una serie de propiedades específicas en cuanto a elasticidad, adherencia y tensión que ejerce sobre la piel. En un principio se desarrollaron cuatro colores: rosa, beige, negro y azul (dos colores cálidos y dos fríos), pero en la actualidad se pueden encontrar múltiples colores en función de la marca comercial.

La elección del color tiene un significado fisiológico concreto, y no es exclusivamente estético, ya que está en relación a la cantidad de luz que un determinado color puede absorber. Los tonos cálidos absorben más la luz, de manera que proporcionan un mayor aumento de la temperatura local con respecto a los colores más fríos; sin duda esta circunstancia tiene su aplicación en función del tipo de patología a tratar.

La venda elástica no tiene nada más, y todos los efectos terapéuticos que produce se llevan a cabo por la composición de su tejido, la absorción de la luz y la manera de aplicarlo, ya que existen múltiples formas de aplicación en función del tipo de patología y de lo que queremos conseguir. Es decir, las vendas de kinesiotape NO tienen ninguna sustancia o medicamento al que podemos atribuir sus efectos.

Entonces, ¿cómo se comporta el vendaje y cómo consigue sus efectos? A través de la piel, que es un órgano sensorial. La piel es capaz de detectar los cambios de presión y temperatura a través de diferentes estructuras nerviosas, y transmite dichos cambios a nuestro cerebro, el cuál elaborará una respuesta en función de dicho estímulo.

Como hemos explicado, el entramado de tejido que forma la venda tiene unas características elásticas que nos permitirán aplicar mayor o menor tensión de la venda, en función de la patología y de lo que queremos conseguir. Esa tensión de la venda se traduce en una tracción sobre nuestra piel, de manera que a través de la respuesta de nuestro cerebro, se podrá modificar el tono de la musculatura subyacente, ya sea disminuyéndolo (inhibición) o aumentándolo (facilitación). Es lo que se conoce como efecto propioceptivo, o más concretamente exteroceptivo.

Además, una vez colocada la venda, ésta tiene la capacidad de formar unas elevaciones de la piel conocidas como convoluciones (arrugas en la piel), que disminuyen el tono de la piel, aumentando el espacio celular subcutáneo y disminuyendo la presión de dicho espacio, lo que tendrá un efecto sobre la circulación sanguínea y linfática (reducción de edemas), y sobre los nociceptores (receptores del dolor).

A partir de aquí, el fisioterapeuta, en función de la patología a tratar y del efecto que quiera conseguir, utilizará la técnica más correcta para su aplicación, basándose en sus conocimientos específicos sobre kinesiotaping y sobre su experiencia en el tratamiento de lesiones.

Espero que estas mínimas nociones sobre cómo funciona un vendaje neuromuscular sean suficientes para hacer entender que uno mismo, sin el conocimiento adecuado, no puede utilizar las vendas de kinesiotape. El vendaje neuromuscular tiene muchas aplicaciones y será tu fisioterapeuta el que recomiende y aplique la técnica más correcta.

 

fisioterapia-kinesiotaping-vendaje-neuromuscular#kinesiotaping #vendajeneuromuscular #fisioterapia #fisioterapeuta

 

Sobre Fisiosalud

¿Quieres compartir algo?

Tu dirección de email no será publicada.