Mejores ejercicios de Pilates para embarazadas

Los mejores ejercicios de Pilates para embarazadas

La práctica de Pilates para embarazadas constituye una de las mejores alternativas de ejercicio y actividad física para la mujer durante su estado de gestación. En este post te presentamos algunos de los mejores  ejercicios de pilates para embarazadas que podrás poner en práctica y sentirte muy bien.

 

pilates exercices

 

En los últimos años, la práctica de pilates se ha consolidado junto con el yoga entre varias como una de las más sencillas y efectivas actividades físicas para fortalecer y mantener cuerpo y mente saludables.

Es así como también en el caso de las embarazadas, pilates es una de las opciones más recomendables para permanecer fuerte, activa y con la energía necesaria para no solo conllevar las incomodidades producto del embarazo sino también disfrutar cada una de las etapas de este momento en la vida de la mujer.

El embarazo suele traer muchos cambios físicos en la mujer, por lo que es importante desarrollar un plan o rutina de ejercicios que permita no solo mantenerse en forma durante esta importante etapa de la vida sino también fortalecer los músculos y evitar posibles dolores y lesiones.

En este post, además de explicarte sus increíbles beneficios, te presentamos un circuito fácil y divertido con seis de los mejores ejercicios de pilates para embarazadas que podrás poner en práctica en cualquier momento y lugar, y que te permitirán mantenerte fuerte, con energía y una actitud positiva que te permita sobrellevar las normales molestias físicas de la gestación como el ensanchamiento, los dolores y el agotamiento, manteniendo los músculos y huesos de la columna baja (una de las zonas que más se afecta) a través de una postura correcta.

¿Cuando empezar la práctica de pilates en el embarazo?

La práctica de pilates puede iniciarse en cualquier momento del embarazo siempre y cuando no exista una contraindicación expresa al ejercicio moderado y se realice con una frecuencia semanal.

Sin embargo y como en cualquier caso la prevención es importante, por lo que es necesario consultar al ginecólogo o a un fisioterapeuta que conozca sobre los ejercicios y posturas para embarazadas antes de iniciar una rutina de ejercicios y posturas.

Beneficios de pilates y su práctica durante el embarazo

Durante esta etapa en que se aumenta el peso hay en una mayor carga de trabajo para algunos grupos musculares concretos.

Teniendo en cuenta que esta disciplina combina ejercicio físico, estiramientos y control de la respiración, la práctica de Pilates se constituye como una de las más completas y puede traer múltiples y evidentes beneficios para la mujer en etapa de gestación pues sus principios tienen como objetivo lograr el fortalecimiento de zonas del cuerpo propensas a sufrir molestias y dolores.

Sin embargo, y muy importante, es necesario que antes de que inicies su práctica o la de cualquier otra actividad física en casa o en un gimnasio, consultes con tu ginecólogo o medico de cabecera para asegurarte que todo se encuentre en orden y no exista ningún riesgo  para ti como madre o para tu bebé, pues en algunos casos puntuales como hipertensión mal controlada o inducida por el embarazo, rotura permanente de membranas, parto prematuro o sangrado vaginal, la práctica de pilates no es recomendable.

Dentro de los principales beneficios de Pilates se destacan la mejora del sistema cardiovascular regulando el ritmo cardiaco y la circulación de la sangre, así como la tensión arterial, lo que reduce la dilatación venosa y la posibilidad de que se produzcan venas varices en las piernas.

Igualmente mejora el sistema muscular reduciendo los calambres, dolores lumbares, la aparición de estrías

Aunque existen algunos detractores de la práctica de pilates al considerar que sus ejercicios y posturas han evolucionado poco, son más quienes han visto sus beneficios a lo largo de su historias.

Beneficios del pilates para embarazadas

  • Mejora y revitaliza el sistema muscular
  • Se reduce los calambres
  • Ayuda a una mejor postura
  • Reduce notablemente  los dolores lumbares y de espalda en general
  • Aumenta la flexibilidad, la agilidad y la coordinación de movimientos
  • Mejora el autoconocimiento del cuerpo y sus límites.
  • Incrementa el sistema sanguíneo y linfático.
  • Fortalece la pared abdominal y el suelo pélvico
  • Reduce los niveles de estrés y tensión muscular a través del control de la respiración
  • Estiliza la figura y reduce la aparición de celulitis y estrías muy común en esta etapa
  • Evita el aumento excesivo de peso
  • Reduce la retención de líquidos en extremidades inferiores
  • Previene la dilatación venosa (venas várices)
  • Y en especial: aumenta los niveles de energía y serotonina de tu cuerpo generando una sensación de bienestar y alegría.

Como verás, son muchos más los beneficios y aspectos positivos que ofrece pilates por lo que ahora sí, entremos en materia y veamos cinco de los mejores ejercicios de pilates que podrás practicar en cualquier lugar y momento de tu rutina diaria de manera habitual y segura en cada uno de los trimestres del periodo de gestación.

 

ºSeis ejercicios de pilates para embarazadas

1. Movimiento de corrección y fortalecimiento postural

En la posición de indio, con los brazos estirados al frente relaja los hombros y toma aire, luego abre los brazos a los lados y paralelamente exhala el aire, llevando los hombros hacia atrás como si quisieras juntar los omóplatos. Realiza 10 repeticiones lentamente y descansa.

Este ejercicio fortalece el músculo romboides, que está en entre los omóplatos y es el responsable de tu postura erguida.

2. Estiramientos del Dorso lumbar o ejercicio del gato

Colócate a cuatro patas, con las manos a la altura de los hombros y el cuerpo como si fuera una mes. Redondea o arquea tu columna vertebral como si fueras un gato aguantando unos segundos la posición y el aire para regresar a la posición inicial mientras exhalas. Descansa y repite el movimiento 5 veces.

Inicialmente y de acuerdo a tu capacidad, puedes realizar esta combinación de movimientos durante un minuto de manera lenta y progresiva. Al pasar de los días puedes aumentar la intensidad del ejercicio aumentando los grados de movimiento de cada postura final y alargando la duración del ejercicio.

Este ejercicio es ideal es para la espalda pues al arquear las vértebras se separan unas de otras y los músculos se estiran y se relajan.

3. Lado a lado

Tumbada boca arriba y con las manos en tu cintura flexiona las piernas en un ángulo de 45 grados y toma aire. Suéltalo llevando las rodillas a un lado. En esta misma posición posición toma aire de nuevo y exhala al tiempo que llevas las piernas hacia el centro. En esta posición Coge nuevamente toma aire y suéltalo mientras llevas las rodillas hacia el otro lado. Toma aire de nuevo y exhala volviendo al centro. Realiza 10 repeticiones.

Este ejercicio estira y relaja la espalda, las caderas y las zonas dorsal y lumbar.

4. Rizo de pelvis (El puente)

Tumbada en posición boca arriba con las piernas separadas y los hombros relajados. Toma aire y levanta  la pelvis y parte lumbar apoyandote en brazos y parte superior de la espalda. Una vez arriba exhala, toma aire de nuevo y comienza a bajar nuevamente  expulsando el aire. Realiza diez repeticiones.

Este ejercicio tonifica y estira la espalda, y también fortalece la zona de las piernas.

5. Estiramiento lateral oblicuo

En posición sentada y con las piernas abiertas y estiradas y los brazos arriba y arqueados dobla las caderas hacia los lados en un movimiento lento, sostenido y lateral aguantando cuando llegues al límite. Repite cinco veces a cada lado o de acuerdo a tu capacidad.

Este ejercicio es ideal para trabajar los abdominales oblicuos 

y estira la parte lateral del lado contrario: dorsal, oblicuo e incluso zona lateral de la cadera.

6. Movimiento de articulaciones de la pelvis

Sentada sobre una pelota de pilates, realiza movimientos circulares sobre la pelvis de manera muy lenta, pausada y rítmica. Realiza 10 repeticiones expandiendo el movimiento circular poco a poco de izquierda a derecha, luego haz una pausa y realiza otras 10 repeticiones en dirección contraria. Es muy importante que controles tu respiración (inhalación y exhalación)

 

 

Si quieres consultar más información sobre pilates visita El Rincón de Pilates en nuestra web www.fisioweb.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Embarazo y suelo pélvico: fortalecimiento y elasticidad

Para comenzar voy a hacer un resumen de qué es el suelo pélvico y cuáles son sus funciones. El suelo pélvico puede describirse como un conjunto de estructuras músculo-aponeuróticas ubicadas en la pelvis, que se encuentra en relación con el sacro y el coxis. Sus principales funciones son la de sostén de los órganos pélvicos, continencia y función sexual, ya que actúa a nivel uroginecológico, coloproctológico y sexual.

¿De qué forma se ve implicado el suelo pélvico durante el embarazo?

En el embarazo, esta musculatura soporta mayor carga que en condiciones normales, debido al peso del bebé sobre la zona, por lo que la prevención es fundamental en esta etapa de la vida de la mujer. Para cubrir la demanda de soporte visceral se recomienda reforzar la musculatura perineal, ya que un suelo pélvico debilitado podría tener como consecuencia la aparición de prolapsos (descenso de órganos pélvicos) en el postparto, por lo que es importante llevar a cabo un entrenamiento de la musculatura del suelo pélvico.

Este entrenamiento consiste en realizar ejercicios de contracción y relajación con un número de repeticiones y series al día en distintas posiciones, y ha de estar supervisado y controlado siempre por un profesional experto hasta que se aprendan, ya que un exceso de tono en la musculatura puede desencadenar un parto más difícil, dado que durante el parto es la última barrera que tiene que atravesar el bebé. Lo primero, para hacerlo correctamente, es enseñar a tomar conciencia de esta zona, ya que muchas veces no se sabe cómo hacer los ejercicios. Después, una vez integrado el suelo pélvico en nuestra conciencia corporal, empezaremos a trabajar los músculos mediante el entrenamiento que indique el profesional.

Entonces, ¿qué pasará si lo fortalezco en exceso?

Cuando el periné está hipertónico, es decir, los músculos están demasiado fortalecidos, el bebé encontrará un “tope duro” al final de la fase expulsiva del parto. El objetivo será siempre buscar un tono normal que ayude a soportar el peso del bebé pero que no dificulte la salida de éste durante el parto. De cualquier forma, tanto si hay un tono normal como si encontramos hipertonía (en este caso con más razón), buscaremos la elasticidad de la musculatura del suelo pélvico al igual que haríamos con cualquier otro músculo del cuerpo, para que durante el parto el bebé se deslice de una manera más cómoda y la expulsión sea más fácil. Es importante comenzar a trabajar la elasticidad del periné a partir de la semana 35-36, aproximadamente un mes antes del parto.

¿Qué herramientas existen para conseguir un periné flexible y elástico?

La evidencia científica aprueba la eficacia del masaje perineal en las semanas previas al parto para prevenir el trauma obstétrico, especialmente episiotomías y mejora el dolor perineal en el posparto. Además un buen complemento del masaje perineal es el EPI-NO, un dispositivo intracavitario vaginal que sirve para elastificar el tejido perineal, el entrenamiento en la práctica del pujo y la relajación perineal. Todo ello siempre bajo la supervisión de un fisioterapeuta experto, como los de nuestra clínica de Fisiosalud+ Valencia.

Masaje perineal prenatal

El masaje perineal puede ser externo, interno o ambos. Se recomienda comenzar su práctica en la semana 36, con una duración de unos 10 minutos diarios. El fisioterapeuta educa a la pareja para que cada día pueda ser realizado, o incluso se enseña a la propia mujer un auto-masaje para hacerlo ella misma todos los días.

Para finalizar, recalcar que otra de las ventajas del masaje perineal es la reducción de la morbilidad en el postparto, lo cual se encuentra en relación con esa elasticidad que hemos conseguido previa al parto. Muchas mujeres solicitan cesáreas para dar a luz sin desgarros perineales o cortes, que después causarán dolor y disfunciones en el postparto y afectarán a su vida sexual activa. La realización del masaje como prevención reducirá estos problemas.

Beatriz Hernández Egido, Nº de colegiada 4780

Kinesio Tape y Drenaje linfático manual

En la actualidad el Kinesio tape no sólo se utiliza en fisioterapia deportiva, sino que se ha convertido en un gran aliado en los tratamientos asociados al Drenaje Linfático Manual (DLM). La aplicación del vendaje neuromuscular sirve para potenciar o prolongar el efecto del drenaje linfático, ayudando al sistema linfático en la evacuación de líquido de manera global o puntual y también para la mejora del sistema circulatorio acelerando la reabsorción de los hematomas así como para el tratamiento de las cicatrices.

La superficie del Kinesio Tape presenta ondulaciones en forma de “S” que propician una ligera separación de la piel del tejido subcutáneo, favoreciendo los flujos sanguíneo y linfático y disminuyendo la presión instersticial, de ahí que encontremos una gran variedad de técnicas de aplicación linfática.

Realizaremos el tratamiento habitual con drenaje linfático manual y posteriormente aplicaremos la técnica linfática con vendaje neuromuscular, sirviéndonos éste como potenciador o prolongador de los efectos del DLM.

Podemos aplicar vendaje neuromuscular en:

-El tratamiento de edemas por trastornos/problemas hormonales o durante el embarazo. Contribuye a la normalización de la circulación linfática y el retorno venoso.

-La recuperación post-cirugía reparadora y estética: aplicándolo como complemento al tratamiento continuado con Drenaje Linfático Manual . Actúa como apoyo en la reabsorción de edemas, equimosis (hematomas) y fibrosis (cicatrices fibrosadas o quísticas) tras cualquier intervención quirúrgica.

-El tratamiento del linfedema secundario post-mastectomía por cáncer de mama.

– En el tratamiento de las cicatrices, para eliminar o reducir las adherencias y restablecer la circulación linfática entorno a la cicatriz.

-En una gran variedad de tratamientos médico-estético o fisioestético o nutricionales (ultracavitación osmótica, carboxicell…)

En definitiva, el Kinesio Tape o Vendaje Neuromuscular puede aplicarse como complemento en todas aquellas patologías que tengan como base el tratamiento con drenaje linfático manual, actuando como potenciador y prolongandor de la acción drenante del DLM y ayudando a la eliminación de desechos, toxinas y líquidos excedentes.

Si padeces algún tipo de patología de origen linfático, te has realizado una operación reparadora o estética recientemente en Fisiosalud+ podemos ayudarte. Busca soluciones terapéuticas en las mejores clínicas de Fisioterapia en el centro de Madrid, Alcobendas, San Sebastian de los reyes y Valencia. Los mejores fisioterapeutas cerca de ti.

 

Aplicaciones-kinesio-tape-fisiosalud+