Kinesio Tape y Drenaje linfático manual

En la actualidad el Kinesio tape no sólo se utiliza en fisioterapia deportiva, sino que se ha convertido en un gran aliado en los tratamientos asociados al Drenaje Linfático Manual (DLM). La aplicación del vendaje neuromuscular sirve para potenciar o prolongar el efecto del drenaje linfático, ayudando al sistema linfático en la evacuación de líquido de manera global o puntual y también para la mejora del sistema circulatorio acelerando la reabsorción de los hematomas así como para el tratamiento de las cicatrices.

La superficie del Kinesio Tape presenta ondulaciones en forma de “S” que propician una ligera separación de la piel del tejido subcutáneo, favoreciendo los flujos sanguíneo y linfático y disminuyendo la presión instersticial, de ahí que encontremos una gran variedad de técnicas de aplicación linfática.

Realizaremos el tratamiento habitual con drenaje linfático manual y posteriormente aplicaremos la técnica linfática con vendaje neuromuscular, sirviéndonos éste como potenciador o prolongador de los efectos del DLM.

Podemos aplicar vendaje neuromuscular en:

-El tratamiento de edemas por trastornos/problemas hormonales o durante el embarazo. Contribuye a la normalización de la circulación linfática y el retorno venoso.

-La recuperación post-cirugía reparadora y estética: aplicándolo como complemento al tratamiento continuado con Drenaje Linfático Manual . Actúa como apoyo en la reabsorción de edemas, equimosis (hematomas) y fibrosis (cicatrices fibrosadas o quísticas) tras cualquier intervención quirúrgica.

-El tratamiento del linfedema secundario post-mastectomía por cáncer de mama.

– En el tratamiento de las cicatrices, para eliminar o reducir las adherencias y restablecer la circulación linfática entorno a la cicatriz.

-En una gran variedad de tratamientos médico-estético o fisioestético o nutricionales (ultracavitación osmótica, carboxicell…)

En definitiva, el Kinesio Tape o Vendaje Neuromuscular puede aplicarse como complemento en todas aquellas patologías que tengan como base el tratamiento con drenaje linfático manual, actuando como potenciador y prolongandor de la acción drenante del DLM y ayudando a la eliminación de desechos, toxinas y líquidos excedentes.

Si padeces algún tipo de patología de origen linfático, te has realizado una operación reparadora o estética recientemente en Fisiosalud+ podemos ayudarte. Busca soluciones terapéuticas en las mejores clínicas de Fisioterapia en el centro de Madrid, Alcobendas, San Sebastian de los reyes y Valencia. Los mejores fisioterapeutas cerca de ti.

 

Aplicaciones-kinesio-tape-fisiosalud+

fisioterapia-vascular-cirugía plástica-dlm

Importancia del DLM tras la cirugía.

Con la llegada de la época estival, son muchas las personas que deciden realizarse algún tipo de intervención de cirugía plástica para encontrarse más favorecidos. Son muchas y muy variadas las opciones que existen dependiendo de lo que queramos conseguir, con lo que es muy importante encontrar el profesional adecuado y debidamente colegiado, que nos informe correctamente del procedimiento que se va a realizar, seguir todas las recomendaciones médicas, así como realizar los cuidados posteriores que serán los que aseguren el éxito de la intervención y nos llevaran a los resultados deseados.

Cuando se realiza una intervención quirúrgica estética, se produce inflamación de los tejidos, hematoma, acumulo de sustancias de desecho, restos de células muertas…y la opción de que aparezca un proceso infeccioso, todo ello en mayor o menor grado dependiendo del procedimiento que se haya seguido (liposucciones, mamoplastias, rinoplastias…) Gracias a los efectos del DLM podremos favorecer la recuperación de los tejidos, estimularemos el sistema linfático para acelerar la desaparición del edema y hematoma postquirúrgico y facilitar una mayor cicatrización.

La anatomía y fisiología del sistema linfático es compleja lo que nos lleva a afirmar que el Drenaje Linfático Manual (DLM) es una técnica propia de Diplomados Universitarios en Fisioterapia. Sólo un profesional cualificado es conocedor de cuales son las indicaciones, y sobre todo las contraindicaciones del mismo.

El DLM es una técnica manual específica de activación del desagüe del líquido acumulado en los tejidos y de la linfa a través de los vasos linfáticos, cuando el flujo normal de la misma se ve interrumpido por una obstrucción de los diminutos canales por donde circula. Las técnicas que se realizan tienen como finalidad activar el sistema linfático.

Entre las indicaciones del drenaje linfático podemos encontrar: linfedemas, edemas de embarazo, cicatrices, migrañas, lipedemas, celulitis…y lo que nos ocupa la recuperación post-cirugía estética y reparadora. Entre los efectos que produce el DLM, encontramos: drenante, neurovegetativo, sobre la musculatura y el inmunológico.

Cuando el cirujano lo recomiende, generalmente cuando las posibles infecciones han sido controladas, se podrá comenzar con el DLM. El fisioterapeuta realizará una valoración del paciente y planteará el plan de tratamiento. Para que el DLM sea efectivo deberá realizarse en sesiones de al menos una hora de duración, en todo caso se valorará la extensión de la zona afectada, y se distribuirán a un ritmo de 2/3 por semana hasta una media de unas 10/12 sesiones, dependiendo de la evolución.

El DLM es un fiel aliado de la cirugía estética y reparadora, y por tanto en consecuencia la fisioterapia. Cuanto antes desaparezca la inflamación, hematoma…mejor será la recuperación y mejores los resultados de la intervención.

drenaje-linfatico-fisiosaludmas

DRENAJE LINFÁTICO MANUAL TRAS LA CIRUGÍA

drenaje-linfatico-fisiosaludmas
Cada vez son más las personas que deciden realizarse algún tipo de intervención de cirugía plástica para encontrarse más favorecidos. Son muchas y muy variadas las opciones que existen dependiendo de lo que queramos conseguir, con lo que es muy importante encontrar el profesional adecuado y debidamente colegiado, que nos informe correctamente del procedimiento que se va a realizar, seguir todas las recomendaciones médicas, así como realizar los cuidados posteriores que serán los que aseguren el éxito de la intervención y nos llevaran a los resultados deseados.

Cuando se realiza una intervención quirúrgica estética, se produce inflamación de los tejidos, hematoma, acumulo de sustancias de desecho, restos de células muertas…y la opción de que aparezca un proceso infeccioso, todo ello en mayor o menor grado dependiendo del procedimiento que se haya seguido (liposucciones, mamoplastias, rinoplastias…) Gracias a los efectos del DLM podremos favorecer la recuperación de los tejidos, estimularemos el sistema linfático para acelerar la desaparición del edema y hematoma postquirúrgico y facilitar una mayor cicatrización.

La anatomía y fisiología del sistema linfático es compleja lo que nos lleva a afirmar que el Drenaje Linfático Manual (DLM) es una técnica propia de Diplomados Universitarios en Fisioterapia. Sólo un profesional cualificado es conocedor de cuales son las indicaciones, y sobre todo las contraindicaciones del mismo.

El DLM es una técnica manual específica de activación del desagüe del líquido acumulado en los tejidos y de la linfa a través de los vasos linfáticos, cuando el flujo normal de la misma se ve interrumpido por una obstrucción de los diminutos canales por donde circula. Las técnicas que se realizan tienen como finalidad activar el sistema linfático.

Entre las indicaciones del drenaje linfático podemos encontrar: linfedemas, edemas de embarazo, cicatrices, migrañas, lipedemas, celulitis…y lo que nos ocupa la recuperación post-cirugía estética y reparadora. Entre los efectos que produce el DLM, encontramos: drenante, neurovegetativo, sobre la musculatura y el inmunológico.

Cuando el cirujano lo recomiende, generalmente cuando las posibles infecciones han sido controladas, se podrá comenzar con el DLM. El fisioterapeuta realizará una valoración del paciente y planteará el plan de tratamiento. Para que el DLM sea efectivo deberá realizarse en sesiones de al menos una hora de duración, en todo caso se valorará la extensión de la zona afectada, y se distribuirán a un ritmo de 2/3 por semana hasta una media de unas 10/12 sesiones, dependiendo de la evolución.

El DLM es un fiel aliado de la cirugía estética y reparadora, y por tanto en consecuencia la fisioterapia. Cuanto antes desaparezca la inflamación, hematoma…mejor será la recuperación y mejores los resultados de la intervención.

foto: Vitagenes.com

Gustavo Salgado Marcos

Nº Col. 2439

Fisiosalud+