Suelo Pélvico, el gran desconocido de la anatomía de la mujer

FS+Ejemplo de ejercicio hipopresivo, alternativa a los abdominales clásicos.
  • ANA RIVERO
  • abril 7, 2015

El suelo pélvico es el gran desconocido de la anatomía de la mujer, sin embargo tiene gran importancia para una buena calidad de vida.

Es un conjunto de músculos que cierran la pelvis por su parte inferior. Estos músculos deben presentar un buen estado, ser flexibles pero a la vez fuertes para ayudar a controlar la micción, defecación y parto.

Este puente anatómico de ligamentos y músculos presenta una estructura dinámica que se adecua a nuestros movimientos y posturas.

El suelo pélvico se conecta con el exterior a través de 3 orificios. En su parte más anterior, la vejiga conecta con la uretra, en la línea media el útero se conecta con la vagina y posteriormente, el ano conecta el recto con el exterior.

Entre las funciones de suelo pélvico encontramos:

  • ESTABILIZAR REGIÓN LUMBOPÉLVICA junto al TRANSVERSO DEL ABDOMEN

Si los músculos que forman el suelo pélvico o el transverso no tienen fuerza o control suficiente puede provocar dolor lumbar. En embarazadas es muy típico presentar una debilidad de este músculo y su consecuente dolor lumbar.

El transverso abdominal es el músculo más profundo de los abdominales. Tiene forma de faja y recubre todas nuestras vísceras desde las vértebras lumbares donde se origina hasta el abdomen, donde queda insertado por debajo de los oblícuos y del recto abdominal, presionando los órganos intestinales hacia dentro y protegiendo la salud de la columna vertebral.
Se activa automáticamente en acciones reflejas como toser o reír, pero el resto del día tiende a relajarse, ya que no trabaja en absoluto en posiciones sedentarias (sentado o quieto).

  • SOSTÉN DE LAS VISCERAS PÉLVICAS JUNTO SISTema FASCIAL Y LIGAMENTOSO

La maya que forma los músculos del suelo pélvico sirve de soporte para las vísceras (vejiga, útero, recto).

Una debilidad de esta pared muscular puede provocar el descenso, o incluso su prolapso (salida).

La solución en la mayoría de los casos es quirúrgica donde se realiza una colocación de una maya de soporte para devolver a su sitio la matriz (prolapso uterino), vejiga (cistocele) o el recto (rectocele)

FS+Ejemplo de ejercicio hipopresivo, alternativa a los abdominales clásicos.

 

  • AYUDA EN EL CIERRE ESFINTERIANO EVITANDO LA SALIDA DE LA ORINA, HECES Y GASES – PERMITE MICCIÓN, DEFECACIÓN Y PARTO

Cuando estos músculos se debilitan, una de las consecuencias puede ser la incontinencia urinaria/fecal o pérdida involuntaria de la orina. En ocasiones estas pérdidas se producen por esfuerzos físico y otras por actividades de la vida cotidiana, tales como toser, estornudar, reír o levantar pesos pesados.

Como con cualquier músculo del cuerpo, el ejercicio repetido del suelo pélvico fortalece los músculos que lo componen y, en determinados casos, puede ayudar a reducir los episodios de incontinencia urinaria.

 

Ana Rivero

Fisioterapeuta Fisiosalud+ Alcobendas

#fisioterapia #alcobendas #fisioterapiaalcobendas #fisioterapeutasalcobendas #fisiosaludalcobendas #suelopelvicoalcobendas #suelopelvicofisioterapia #fisioterapeutassuelopelvico

Sobre ANA RIVERO

¿Quieres compartir algo?

Tu dirección de email no será publicada.

Galeria