FLATO

A todos nos ha pasado alguna vez, al hacer algún tipo de ejercicio físico como correr, jugar al fútbol, baloncesto… que nos ha aparecido un dolor agudo en un costado.

¿ Qué es el flato?

Durante mucho tiempo se ha pensado que los culpables de estos dolores eran el diafragma y las costillas pero realmente los responsables de estos dolores son el hígado( dolor en el lado derecho) y el bazo( dolor en el lazo izquierdo).

El falto es un dolor que se asocia a un déficit de oxigenación sobre todo en las personas que no están acostumbradas a realizar ningún tipo de actividad física.. Para entender mejor este dolor vamos a explicar brevemente las funciones de cada uno de los dos órganos.

El hígado es un órgano situado en el cuadrante superior derecho de la cavidad abdominal y palpable debajo de nuestra parrilla costal derecha, cuya función principal es la de filtrar las sustancias dañinas de la sangre, digerir las grasas de los alimentos, almacenar el azúcar que el cuerpo necesita para obtener energía y eliminar toxinas.

El bazo se encuentra ubicado en el cuadrante superior izquierdo de la cavidad abdominal. Su función es la producción de glóbulos rojos durante la gestación y en la etapa adulta almacenar sangre oxigenada, aunque también forma parte del sistema inmunológico y circulatorio.

Cuando realizamos una actividad física nuestro cuerpo necesita sangre oxigenada para distribuirla por todo el organismo y como no dispone de tanta sangre oxigenada, el cuerpo la demanda y es el bazo el que le aporta esa sangre produciéndose contracciones del mismo para que salga la sangre. Si esta demanda se prolonga y el bazo se queda sin sangre oxigenada sus contracciones serán en vano y ahí es cuando aparecerá ese dolor costal agudo en este caso en el lado izquierdo. Cuando el dolor es en el lado contrario se debe al hígado ya que cuando realizamos un ejercicio físico nuestro cuerpo fabrica ácido láctico, el cual es degradado por el hígado. Esta actividad puede superar la capacidad de esta víscera llegando a producir el flato.

¿ Soluciones?

Para evitar los dolores causados por el hígado lo primero que debemos hacer es un trote suave para permitir al hígado metabolizar el ácido láctico y así impedir al cuerpo que lo acumule, este trote suave para calentar también beneficiará al bazo que no tendrá que trabajar tanto para reponer al organismo de sangre oxigenada ya que con el aumento progresivo de la actividad no bajarán tan bruscamente los niveles de oxígeno. Será necesario también un buen control de la respiración para mantener el oxígeno en unos niveles correctos y beber mucho agua para evitar la acumulación de toxinas en el hígado.

Nagore Gogenola

FisioSalud+ Alcobendas

Etiquetas

Sobre NAGORE GOGENOLA UNIBASO

¿Quieres compartir algo?

Tu dirección de email no será publicada.

Galeria