ESCOLIOSIS

FS+ Test de Adams, gibosidad en escoliosis

La escoliosis se caracteriza por presentar una curvatura lateral en la columna vertebral. Hay dos tipos de escoliosis: no estructurada (actitudes escolióticas o falsas escoliosis) y estructurada (escoliosis verdaderas).

–        Escoliosis no estructurada

En este tipo de escoliosis existe una desviación pero no existen alteraciones anatómicas vertebrales ni gibosidad. Se trata de una escoliosis muy flexible. Las desviaciones se corrigen con facilidad cuando se eliminan las causas que lo provocan. Desaparecen casi siempre en decúbito (tumbados), con manipulaciones e incluso voluntariamente con inclinaciones laterales de tronco. Deben vigilarse, puesto que con el tiempo podrían llegar a estructurarse.

Causas:

  • Tumores: Osteomas
  • Lesiones discales
  • Espondilodiscitis
  • Cólicos biliares y renales
  • Hepatopatias
  • Dismetrías de miembro inferior (+ de 5cm)
  • Defectos del tronco y miembros superiores

 

–        Escoliosis estructurada

Son escoliosis en la que existen deformidad de los elementos vertebrales y discos. Las curvas presentan una rotación que dará lugar a una gibosidad. También puede provocar alteraciones en los elementos blandos (ligamentos, músculos o vísceras) que rodean la columna.

Este tipo de escoliosis es parcialmente reductible, dependiendo esta reducción de su grado de flexibilidad, y nunca se enderezan voluntariamente del todo.

FS+ Test de Adams, gibosidad en escoliosis

El diagnóstico de la escoliosis está basado en la historia clínica, exploración física y estudio radiológico del paciente.

  1. Historia clínica: se recogen los datos de antecedentes familiares y personales
  2. Exploración física: se hará en principio con el paciente en bipedestación (de pie) y con el tronco y las extremidades al descubierto.

Se prestará atención a la asimetría en la altura de los hombros, de las escápulas (omóplatos), de los triángulos del talle, triángulos formados por las caras internas de los brazos, laterales del tórax y los entrantes de la cintura.

La alineación del tronco se realizará a través de la “prueba de la plomada”.

Para comprobar si el paciente presenta gibosidad se lleva a cabo el “test o maniobra de Adams” (paciente de pie, inclina hacia delante doblando su cintura)

  1. Examen radiológico: es básico en el proceso de diagnóstico ya que podremos analizar la desviación y determinar el grado de angulación de la curva o curvas.

El tratamiento de la escoliosis puede ser conservador o quirúrgico, estableciéndose uno u otro en función de la edad del paciente, causa que produce la escoliosis, localización, grado y rigidez de la curva o curvas. El método conservador de tratamiento incluye observación periódica, ejercicios físicos, fisioterapia, electroestimulación, tracción vertebral o tratamiento con corsés ortopédicos. Y la cirugía combina la instrumentación correctora y la artrodesis con muy buenos resultados.

Ana Rivero

Fisioterapeuta Fs+ Alcobendas

Sobre ANA RIVERO

¿Quieres compartir algo?

Tu dirección de email no será publicada.