¿Cómo se produce la epicondilitis?

La epicondilitis o el codo de tenista a pesar de su nombre no solo afecta a los deportistas de raqueta. A continuación te mostramos cómo se produce y la mejor forma de prevenir esta lesión.

 

epicondilitis

 

La epicondilitis que también es conocida como el codo del tenista, es una lesión que se produce por micro roturas, desgarros o distensión e inflamación de los tendones o ligamentos de la articulación del codo.

En tenistas, cada caso es específico, pero esta lesión usualmente se produce al realizar un movimiento descontrolado del brazo al golpear la pelota, por no agarrar bien la empuñadura de la raqueta o hacerlo en ángulo de la muñeca erróneo.

También puede producirse en otros deportistas, por ejercicios específicos que requieran movimientos reiterados de pronación y supinación de la mano con el codo en extensión para ejercitar los músculos tríceps o vasto externo.

Los movimientos de sacudida y de impacto sin control recibidos en la muñeca en un mal ángulo o flexo-extensión repetitiva y forzada del brazo con mucha resistencia serían ejercicios de riesgo que podrían ocasionar una lesión de epicondilitis.

Prevención de la epicondolitis

Puede prevenir esta lesión principalmente mediante una práctica deportiva hecha de manera correcta y con la adecuada técnica.

Los estiramientos y ejercicios preventivos son pieza clave en la rutina del deportista y en lo posible debes realizarlos siempre que practiques un deporte o actividad física.

Debes incluir en tu estiramiento, ejercicios de rotación interna y de rotación externa con ambos brazos.

Estira tu codo y los músculos del brazo lentamente antes y después de realizar el ejercicio.

Una de las mejores formas de prevenir la epicondilitis es mediante ejercicios de calentamiento previo a la práctica de tenis, pádel u otras actividades que involucren el uso del codo o los músculos del brazo.

Si practicas tenis o pádel, elige el equipo deportivo adecuado para ti, incluyendo una raqueta o pala con el peso suficiente para que sea estable y absorba una gran porción del impacto y lo suficientemente ligera para no sobrecargar tus músculos.

Es importante que en la práctica del tenis o el pádel, manejes tu raqueta con la técnica correcta y utilices un mango adecuado para tu mano.

Debes poner especial atención a la técnica de los golpes pues el golpe de revés suele ser una de las principales causas de epicondilitis.

Aplica hielo directamente sobre el codo después de hacer ejercicio.

 

Fuente: Sport Life

Más información sobre la epicondolitis en www.fisioweb.com

Sobre G Moriarti

¿Quieres compartir algo?

Tu dirección de email no será publicada.