fisioterapia ciática dolor

Ciática: síntomas, causas más comunes y tratamiento en Madrid y Valencia

La ciática o radiculopatía lumbar es una condición que además de incómoda puede en algunos casos ser muy dolorosa y que de acuerdo con estadísticas, 4 de cada 10 personas padecerán en algún momento de su vida. 

Continue reading “Ciática: síntomas, causas más comunes y tratamiento en Madrid y Valencia”

Protocolo EPTE para Tendinosis Aquilea

Protocolo EPTE para una tendinosis aquilea: aplicación en interfase superficial, profunda e intratendón, seguido de vendaje antiisquémico de McConnell.

Paciente que arrastra la lesión de hace tiempo cada vez que sale a correr. Presenta degeneración del tejido tendinoso confirmado ecográficamente. Después de 5 – 7 semanas, con la aplicación de la electrolisis y el protocolo de trabajo semanal, se forman nuevas fibras de colágeno y se produce una regeneración completa del tejido lesionado.

 

EPTE FS 1EPTE FS3EPTE FS2EPTE FS4

 

 

Fascitis plantar

La fascitis plantar es una inflamación de la aponeurosis plantar del pie. Es una patología que está presente día a día en la clínica, y que sin un calzado adecuado, unas pautas a seguir y un buen tratamiento de fisioterapia puede llegar a imposibilitarnos el día a día.

El síntoma predominante es dolor plantar en el talón o a mitad del pie, siendo la mañana el momento más crítico.

El tratamiento de fisioterapia que llevamos a cabo en  Fisiosalud+,  se basa en la aplicación de ultrasonido, corrientes analgésicas, microonda, estiramientos, kinesiotape y masoterapia de la fascia plantar entre otros.

Os mostramos la colocación de un kinesiotape para la fascitis plantar como parte de una sesión.

Flavia Garcia

Fisioterapeuta Fisiosalud+ Ciudad Lineal

Fisioterapeutas Madrid

fascitis-plantar-fisioterapia

 

#fisioterapia #fascitis #fascitisplantar #fisiosaludmas #ciudadlineal #fisioterapeutasmadrid

 

rotesis-de-cadera-fisiosaludmas-fisioterapia

Artrosis, Protesis de Cadera y Fisioterapia

La artrosis de la cadera afecta con más frecuencia a personas de mediana edad y a los mayores. Los síntomas van desde unas leves molestias hasta un dolor severo . Cuando los tratamientos conservadores no consiguen el alivio esperado, se considera la posibilidad de colocar una prótesis de cadera.

Esta operación es un procedimiento seguro y ha transformado la vida de muchos pacientes, dándoles la oportunidad de ser nuevamente activos.

Postoperatorio

La cadera es una articulación constituida por una esfera dentro de una cavidad. La esfera está formada por la cabeza del hueso de la cadera (fémur) y se ajusta perfectamente a la cavidad, el acetábulo.

Las superficies por  una superficie lisa denominada cartílago articular. La artrosis aparece cuando el cartílago articular se desgasta, exponiendo el hueso que hay debajo. La artrosis causa dolor y perdida de movilidad.

El cirujano sustituye la cabeza gastada del hueso de la cadera (fémur) con una esfera metálica o de cerámica que va montada sobre un tallo; la cavidad es sustituida por un polietileno (plástico) ó un polietileno apoyado sobre un soporte metálico. La prótesis puede anclarse en el hueso mediante cemento o quedar fijada mediante un encaje a presión.

La estancia en el hospital puede variar  entre 3 y 10 días. Después del alta, se precisará Fisioterapia por medio de un fisioterapeuta diplomado. Es importante la fisioterapia después de la cirugía de sustitución protésica de la cadera ya que la recuperación depende de la continuidad y cumplimiento del programa de ejercicios. Se necesitan normalmente bastones o un andador en las primera fases del tratamiento de fisioterapia, continuando con la utilización de un bastón de mano en los primeros meses.

El fisioterapeuta le enseñará las técnicas para caminar, subir y bajar escaleras, sentarse y levantarse y entrar y salir de un vehículo.

 

protesis-de-cadera-fisioterapia-fisiosalud+

artroscopia de rodilla-fisiosalud+

Artroscopia de rodilla

Es una cirugía en la que se utiliza una cámara diminuta para visualizar por medio de un monitor el interior de la articulación  de la rodilla. Se hacen pequeños cortes para introducir la cámara y los pequeños instrumentos quirúrgicos dentro de la rodilla.

  • Anestesia local. El paciente permanecerá despierto.
  • Anestesia regional. El anestésico se inyecta en la columna vertebral. El paciente estará despierto, pero no podrá sentir nada de la cintura para abajo.
  • Anestesia general Paciente  dormido y no sentirá dolor.

El cirujano hará dos o tres pequeñas incisiones alrededor de la rodilla y se bombeará una solución salina en su interior.

Se introduce un tubo con una cámara diminuta en el extremo a través de una de las incisiones. La cámara lleva pegada  un monitor de video que le permite al cirujano ver dentro de la rodilla.

El cirujano puede colocar otros instrumentos quirúrgicos pequeños dentro de la rodilla a través de las otras incisiones.

Al final de la cirugía, se drenará la solución salina de la rodilla. El cirujano cerrará las incisiones con sutura y las cubrirá con un apósito.

La artroscopia se puede recomendar para estos problemas de rodilla:

  • Menisco roto. La cirugía se hace para repararlo o extirparlo.
  • Un ligamento cruzado anterior LCA) o ligamento cruzado posterior (LCP) dañados o rotos.
  • Rótula fuera de su posición (desalineación).
  • Pedazos pequeños de cartílago roto en la articulación de la rodilla.
  • Extirpación del quiste de Baker.
  • Fracturas de los huesos de la rodilla.

La mayoría de las personas se va para la casa el mismo día de la cirugía y permanecer activos después de estas cirugías.

La recuperación de procedimientos simples es rápida. Se necesitará usar muletas durante algún tiempo aunque la recuperación completa puede tardar desde varios meses hasta un año. Es altamente recomendable el tratamiento de Fisioterapia.

artoscopia-rodilla-fisiosaludmas

Artrosis: causas, síntomas y tratamiento

La artrosis es una enfermedad que lesiona el cartílago articular y origina dolor, rigidez e incapacidad funcional. El cartílago articular es una sustancia elástica que recubre los huesos y ayuda a disminuir la fricción de los huesos cuando hay movimiento. Dentro de la articulación encontramos el llamado líquido sinovial que ayuda a lubricar la articulación y facilitar el movimiento.

Cuando estas estructuras se dañan, los huesos empiezan a frotarse entre sí durante el movimiento. Esto puede causar dolor, y el propio proceso puede conducir a más daño en el cartílago restante y en los huesos.

Habitualmente, la artrosis se localiza en la columna cervical y lumbar, algunas articulaciones del hombro y de los dedos de las manos, la articulación de la raíz del pulgar, la cadera, la rodilla y la articulación del comienzo del dedo gordo del pie.

CAUSAS

La causa de la artrosis es desconocida. Se señala el envejecimiento como la causa principal aunque exsiten otros factores que pueden aumentar el riesgo de artrosis como son:

  • Edad
  • Genética: Existen investigaciones que indican que algunas personas tienen dificultades para formar cartílago articular y esto podría transmitirse.
  • Lesiones anteriores en articulaciones.
  • Actividad laboral: Los trabajos que requieren movimientos repetitivos en cuclillas, flexión y torsión son factores de riesgo para la artrosis
  • Deportes por la realización repetitiva de movimientos.
  • Obesidad ya que aumenta el estrés sobre las articulaciones.

 

SÍNTOMAS

Normalmente, la artrosis causa dolor y rigidez en la articulación. Los síntomas más comunes son:

  • Rigidez en las articulaciones, especialmente por la mañana.
  • Rigidez en la articulación después de estar sentado o acostado por períodos largos.
  • Dolor durante la actividad que se alivia con el reposo.
  • Ruidos articulares (crujidos, “cracks”).
  • Dolor al presionar sobre la articulación.
  • Crecimiento y ensanchamiento anormal de la articulación.

 

TRATAMIENTO

La fisioterapia no puede solucionar la artrosis, pero si tratar los síntomas y todos los problemas que se originan alrededor de este problema. La evolución dependerá del grado de evolución de la enfermedad, pero en cualquier caso un tratamiento preventivo ayudará a tener una mejor calidad de vida y evitar una evolución más rápida. En los casos más severos será necesaria la cirugía para sustituir la articulación.

Los principales objetivos de la fisioterapia para el tratamiento de la artrosis son:

  1. Disminuir el dolor y combatir la inflamación.
  2. Mantener o aumentar si es posible la movilidad articular.
  3. Aumentar la estabilidad articular mediante la prevención de la atrofia muscular.
  4. Retrasar la evolución de la enfermedad.
  5. Mantener la independencia funcional.
  6. Prevenir las deformidades y contracturas.
  7. Establecer medidas de ahorro articular e higiene postural.

Tratamiento Preventivo

  1. Diagnóstico precoz.
  2. Educación postural en el trabajo o en labores de casa.
  3. Ejercicio físico compensador de desequilibrios producidos en ciertos trabajos.
  4. Movilidad de puestos de trabajo.
  5. Evitar excesos deportivos.
  6. Uso de material adecuado.
  7. Evitar la obesidad

Entre los métodos de tratamiento que podemos utilizar los fisioterapeutas para el tratamiento de los pacientes con artrosis están :

  1. · Reposo en brote doloroso (mínimo tiempo posible).
  2. · Reducción/descarga de peso.
  3. · Termoterapia (superficial o profunda, con Infrarrojo, MicroOndas..)
  4. · Movilizaciones y tracciones.
  5. · Masoterapia para el tratamiento de las contracturas…
  6. · Ultrasonidos.
  7. · Crioterapia.
  8. · Electroterapia (iontoforesis, TENS, interferenciales).
  9. · Magnetoterapia.
  10.  Laserterapia
  11. · Hidroterapia − hidrología.

 

No dudes en consultarnos si padeces este tipo de problema, en Fisiosalud+ podemos ayudarte. Busca soluciones terapéuticas en las mejores clínicas de Fisioterapia en el centro de Madrid, Alcobendas, San Sebastian de los reyes y Valencia. Los mejores fisioterapeutas cerca de ti.

Ciática: Causas, síntomas y tratamiento

La ciática es una de las lesiones más frecuentes y comunes que podemos sufrir en la columna lumbar. Cuando hablamos de Ciática o ciatalgia hablamos de un síntoma de otro problema médico. El nervio ciático se origina en la zona lumbar (L4-L5-S1), y baja por la cara posterior de cada pierna. Controla  motora y sensitivamente la musculatura posterior del muslo, zona inferior de la pierna y planta del pie.

 

Ciática fisiosalud+

 

CAUSAS
Las causas más comunes de ciática son:

 

– Hernia discal lumbar.

– Estenosis del canal lumbar (estrechamiento del canal raquídeo).

– Discartrosis (Artrosis).

– Espondilolistesis (patología de inestabilidad vertebral).

– Síndrome piriforme (afectación del músculo piramidal, situado en la región glútea que puede comprimir el paso del nervio ciático en esa zona).

– Disfunción sacro-ilíaca.

– Hiperlordosis lumbar (exceso curvatura lumbar).

– Traumatismos directos.

 

SINTOMAS

Los síntomas que solemos encontrar en los pacientes con afectación del nervio ciático son producidos por la compresión del nervio ciático por diversas causas.

–       Dolor en la parte posterior baja de la espalda que se irradia hacia la parte posterior, glúteo y parte posterior del muslo.

–       Dolor que empeora a la inclinación, toser, estornudar…

–       Hiper o Hiposensibilidad a lo largo del recorrido del nervio.

–       Hipertonía muscular en el recorrido del nervio.

–       Rigidez lumbar.

–       Afectación motora y de reflejos en función del nivel de afectación.

–       Hormigueo

–       Sensación de ardor que puede descender por toda la parte posterior de la pierna hasta el pie.

 

TRATAMIENTO

El tratamiento de fisioterapia irá encaminado inicialmente a la disminución de la sintomatología y de todas las alteraciones asociadas:

–       Medidas analgésicas: Electroterapia analgésica, corrientes tipo Tens, onda corta, microondas, infrarrojos, ultrasonidos…

–       Masoterapia: tratamiento mediante terapia manual de toda la musculatura afectada (cuadrado lumbar, psoas ilíaco, glúteos, piramidal, y musculatura de miembro inferior afectada) Incidiremos en el músculo piramidal.

–       Punción seca.

–       Liberación miofascial.

–       Tratamiento de ligamentos iliolumbares, intervertebrales…

–       Osteopatía.

–       Estiramientos.

–       Movilizaciones neurales.

–       Descompresión lumbar.

–       Vendaje neuromuscular

En una segunda fase enseñaremos al paciente:

–       Ejercicios para fortalecimiento muscular ,control pélvico, propiocepción, abdominales…ejercicios de estiramientos individualizados y ejercicios de bajo impacto como caminar, nadar o ejercicios aeróbicos…

–       Ergonomía

–       Pilates terapéutico

 

El tratamiento irá variando en función de la evolución del paciente.

No dudes en consultarnos si padeces este tipo de problema, en Fisiosalud+ podemos ayudarte. Busca soluciones terapéuticas en las mejores clínicas de Fisioterapia en el centro de Madrid, Alcobendas, San Sebastian de los reyes y Valencia. Los mejores fisioterapeutas cerca de ti.

Kinesio Tape y Drenaje linfático manual

En la actualidad el Kinesio tape no sólo se utiliza en fisioterapia deportiva, sino que se ha convertido en un gran aliado en los tratamientos asociados al Drenaje Linfático Manual (DLM). La aplicación del vendaje neuromuscular sirve para potenciar o prolongar el efecto del drenaje linfático, ayudando al sistema linfático en la evacuación de líquido de manera global o puntual y también para la mejora del sistema circulatorio acelerando la reabsorción de los hematomas así como para el tratamiento de las cicatrices.

La superficie del Kinesio Tape presenta ondulaciones en forma de “S” que propician una ligera separación de la piel del tejido subcutáneo, favoreciendo los flujos sanguíneo y linfático y disminuyendo la presión instersticial, de ahí que encontremos una gran variedad de técnicas de aplicación linfática.

Realizaremos el tratamiento habitual con drenaje linfático manual y posteriormente aplicaremos la técnica linfática con vendaje neuromuscular, sirviéndonos éste como potenciador o prolongador de los efectos del DLM.

Podemos aplicar vendaje neuromuscular en:

-El tratamiento de edemas por trastornos/problemas hormonales o durante el embarazo. Contribuye a la normalización de la circulación linfática y el retorno venoso.

-La recuperación post-cirugía reparadora y estética: aplicándolo como complemento al tratamiento continuado con Drenaje Linfático Manual . Actúa como apoyo en la reabsorción de edemas, equimosis (hematomas) y fibrosis (cicatrices fibrosadas o quísticas) tras cualquier intervención quirúrgica.

-El tratamiento del linfedema secundario post-mastectomía por cáncer de mama.

– En el tratamiento de las cicatrices, para eliminar o reducir las adherencias y restablecer la circulación linfática entorno a la cicatriz.

-En una gran variedad de tratamientos médico-estético o fisioestético o nutricionales (ultracavitación osmótica, carboxicell…)

En definitiva, el Kinesio Tape o Vendaje Neuromuscular puede aplicarse como complemento en todas aquellas patologías que tengan como base el tratamiento con drenaje linfático manual, actuando como potenciador y prolongandor de la acción drenante del DLM y ayudando a la eliminación de desechos, toxinas y líquidos excedentes.

Si padeces algún tipo de patología de origen linfático, te has realizado una operación reparadora o estética recientemente en Fisiosalud+ podemos ayudarte. Busca soluciones terapéuticas en las mejores clínicas de Fisioterapia en el centro de Madrid, Alcobendas, San Sebastian de los reyes y Valencia. Los mejores fisioterapeutas cerca de ti.

 

Aplicaciones-kinesio-tape-fisiosalud+

fractura_tibia_perone- fisiosaludmas-fisiosaludd+

Fractura de tibia y perone ¿Cuando se recupere la fractura, podré volver a realizar lo que hacía?

Este tipo de lesiones aún habiendo realizado un buen trabajo de Fisioterapia puede afectar la estabilidad del tobillo o a la correcta dinámica de la marcha.Una vez haya consolidado la fractura, se debe realizar un estudio de la huella estática y dinámica para valorar si hay alguna alteración que predisponga a nuevas lesiones.

Si hay osteosintesis y con un buen acoplamiento de la misma no es necesario quitarla, pero en ocasiones molesta y el cirujano es el que debe determinar y valorar el retirar la misma.

 

fractura_tibia_perone- fisiosaludmas-fisiosaludd+

rizartrosis-fisiosaludmas-fisiosalud+

Rizartrosis. Artrosis de la articulación de la base del pulgar

Se produce por desgaste de la articulación trapecio-metacarpiana. Produce dolor, inflamación y osteofitos (salientes óseos en los márgenes articulares) y provoca una articulación rígida y dolorosa.

SÍNTOMAS
La rizartrosis provoca dolor, inflamación y sensibilidad a la palpación. Girar una llave, abrir un frasco, puede ser doloroso. También aparece dolor con los cambios de tiempo. Se puede apreciar una prominencia ósea o bulto sobre la articulación.
TRATAMIENTO
La inmovilización ayuda a mantener la articulación en reposo, y los antiinflamatorios pueden disminuir dolor e inflamación. El tratamiento de Fisioterapia también puede ser muy útil con un programa de ejercicios para fortalecer los pequeños músculos que estabilizan la articulación.
Si los síntomas no mejoran, puede ser necesaria la intervención quirúrgica.
rizartrosis-fisiosaludmas-fisiosalud+
fascitis-plantar-fisiosalud+

Fascitis Plantar

Tratamiento Fascitis Plantar
Por lo general es bastante efectivo, aunque suele tardar varios meses en resolverse, por lo que se debe mantener el tratamiento hasta la remisión del dolor.
Se recomienda la administración de Aines como tratamiento médico y fisioterapia para recuperar la elasticidad y eliminar el dolor por medio de masajes, estiramientos, vendajes, etc…

Pie Cavo

El pie tiene un exceso de arco, haciendo que sea relativamente inflexible. Viene asociado a una tensión excesiva en el gemelo. Existen varios grados de pie cavo, (I, II y III) en función del arco. Las causas pueden ser hereditarias o a enfermedades neurológicas o musculares (poliomielitis, espina bífida o ataxia de Friedrich). También ciertas enfermedades reumáticas pueden producir un pie cavo. El pie cavo se combatirá con unas plantillas que descarguen la parte anterior del pie y los síntomas asociados pueden tratarse con fisioterapia. Solo si existe una progresión de la deformidad se optará por el tratamiento quirúrgico.

fascitis-plantar-fisios-en-madrid

Fascitis Plantar

La fascia plantar es una estructura aponeurótica que recubre la musculatura de la región plantar del pie y que tiene una importante función durante la marcha, colaborando en el mantenimiento del arco plantar. Mientras caminamos, el apoyo del talón contra el suelo provoca que la fascia plantar se estire y alcance la tensión necesaria para que, cuando terminemos de apoyar todo el pie, el choque suelo-pie no sea tan brusco. Podríamos hablar de una amortiguación natural que llevan a cabo nuestros pies, a través de su estructura anatómica, para reducir al máximo el impacto.

Si tenemos en cuenta que mientras corremos el impacto contra el suelo es mayor que cuando caminamos, podemos entender que la lesión de esta estructura sea más significativa en corredores habituales. Es lo que se conoce como fascitis plantar.La fascitis plantar es una inflamación de dicha fascia que genera una retracción o acortamiento de la misma y cursa con dolor en la planta del pie, más localizado normalmente en la zona de inserción de su haz fibroso, es decir, en la parte anterior e inferior del hueso calcáneo (hueso que forma el talón). El dolor suele ser más intenso cuando se camina en exceso, o también por la mañana en los primeros apoyos después de levantarse de la cama.

Causas

Las causas por las que aparece este tipo de lesión son muchas y es muy importante identificar qué es lo que nos está provocando el problema para poder solucionarlo. De ellas, las más comunes son: cambio de calzado o uso de calzado incorrecto (con poca amortiguación o pisada incorrecta); uso excesivo de chanclas o calzado similar que no tenga sujeción posterior; alteración de la estática y/o dinámica del pie acaecida por cualquier tipo de lesión anterior o situación que nos obligue a caminar y a apoyar el pie de manera distinta a la fisiológica; cambio de tipo de entrenamiento o cambio de superficie sobre la que se lleva a cabo (generalmente cuanto más duro es un terreno más posibilidades hay de que aparezca la lesión).

En la mayoría de los casos el problema se produce por una sobrecarga excesiva de los gemelos que provoca un exceso de pronación de los pies, lo que a su vez nos conduce a un estiramiento prolongado de la fascia plantar y a una ineficacia en la capacidad de amortiguación. De manera que cuando hablamos de una fascitis plantar nunca podemos dejar de lado a los gemelos y al músculo soleo (tríceps sural).

Siempre se dice que es muy importante que en todo deporte el gesto deportivo sea correcto, lo más técnico posible. El hecho de que para practicar running no haga falta nada más que unas zapatillas y ropa deportiva no implica que cuando lo practiquemos, cualquiera que sea el nivel, debamos hacerlo incorrectamente. Cuando los corredores somos “muy populares”, como el que firma este artículo, podemos caer en el error de correr forzando mucho los gemelos, ya que viciamos nuestro gesto deportivo levantando muy poco las rodillas. Esto genera una sobrecarga del tríceps sural generando lesiones como la fascitis plantar, entre otras.

El hecho de levantar las rodillas hace que demos más implicación al cuádriceps y esto hace que la zancada sea mucho más limpia, dando más tiempo a que el pie que lanzamos hacia delante se prepare para apoyar adecuadamente el talón y así la amortiguación del pie se lleve a cabo correctamente. El único problema es que este gesto implica un mayor gasto cardiovascular y por eso a los corredores “más populares” nos cuesta tanto hacer una zancada más técnica. Pero hay que mejorarlo y entrenarlo para avanzar técnicamente y para evitar lesiones.

Prevención y tratamiento.

Para prevenir una fascitis plantar debemos conocer cómo es la estática y la dinámica de nuestros pies, utilizar el calzado adecuado, usar plantillas si es preciso, cuidar el terreno sobre el que entrenamos, adecuarnos paulatinamente a los cambios de entrenamiento, vigilar y mejorar nuestra técnica y mantener los gemelos en un buen estado.

Si a pesar de todo el empeño comienza a aparecer dolor en la planta del pie, una visita a un fisioterapeuta puede ayudar a identificar la lesión de forma temprana, lo que es muy importante, ya que esta lesión tiende a cronificarse y producir otro tipo de problemas que pueden mantenernos mucho tiempo en el “dique seco” (espolón calcáneo).

Una vez instaurada una fascitis plantar lo primero que cualquier fisioterapeuta os va a recomendar es reposo deportivo, y os puedo asegurar que si no se lleva a cabo las opciones de una adecuada recuperación disminuyen considerablemente. A continuación hay que identificar qué es lo que provoca la lesión, y partir de ahí, sesiones de masaje y estiramientos tanto de la fascia plantar como de los gemelos y del soleo, junto con ultrasonido, termoterapia, crioterapia en caso de inflamación aguda, electroterapia analgésica y en casos recidivantes o más complejos el uso de vendajes funcionales o vendajes neuromusculares (kinesio taping) puede resultar adecuado.

La fascitis plantar es una de las lesiones más comunes entre los corredores habituales, por tanto es importante que, una vez conocido más a fondo el problema, podamos prevenirlo y evitarlo, pero en el caso de que comencemos con los síntomas hay que tratarlo lo antes posible. Y más vale unas semanas de reposo deportivo “voluntario” que unos meses de parón “obligado”.

Alberto Marquina Rodríguez

Fisioterapeuta.

Colegiado nº 2.973

 

fascitis-plantar-fisios-en-madrid

drenaje-linfatico-fisiosaludmas

DRENAJE LINFÁTICO MANUAL TRAS LA CIRUGÍA

drenaje-linfatico-fisiosaludmas
Cada vez son más las personas que deciden realizarse algún tipo de intervención de cirugía plástica para encontrarse más favorecidos. Son muchas y muy variadas las opciones que existen dependiendo de lo que queramos conseguir, con lo que es muy importante encontrar el profesional adecuado y debidamente colegiado, que nos informe correctamente del procedimiento que se va a realizar, seguir todas las recomendaciones médicas, así como realizar los cuidados posteriores que serán los que aseguren el éxito de la intervención y nos llevaran a los resultados deseados.

Cuando se realiza una intervención quirúrgica estética, se produce inflamación de los tejidos, hematoma, acumulo de sustancias de desecho, restos de células muertas…y la opción de que aparezca un proceso infeccioso, todo ello en mayor o menor grado dependiendo del procedimiento que se haya seguido (liposucciones, mamoplastias, rinoplastias…) Gracias a los efectos del DLM podremos favorecer la recuperación de los tejidos, estimularemos el sistema linfático para acelerar la desaparición del edema y hematoma postquirúrgico y facilitar una mayor cicatrización.

La anatomía y fisiología del sistema linfático es compleja lo que nos lleva a afirmar que el Drenaje Linfático Manual (DLM) es una técnica propia de Diplomados Universitarios en Fisioterapia. Sólo un profesional cualificado es conocedor de cuales son las indicaciones, y sobre todo las contraindicaciones del mismo.

El DLM es una técnica manual específica de activación del desagüe del líquido acumulado en los tejidos y de la linfa a través de los vasos linfáticos, cuando el flujo normal de la misma se ve interrumpido por una obstrucción de los diminutos canales por donde circula. Las técnicas que se realizan tienen como finalidad activar el sistema linfático.

Entre las indicaciones del drenaje linfático podemos encontrar: linfedemas, edemas de embarazo, cicatrices, migrañas, lipedemas, celulitis…y lo que nos ocupa la recuperación post-cirugía estética y reparadora. Entre los efectos que produce el DLM, encontramos: drenante, neurovegetativo, sobre la musculatura y el inmunológico.

Cuando el cirujano lo recomiende, generalmente cuando las posibles infecciones han sido controladas, se podrá comenzar con el DLM. El fisioterapeuta realizará una valoración del paciente y planteará el plan de tratamiento. Para que el DLM sea efectivo deberá realizarse en sesiones de al menos una hora de duración, en todo caso se valorará la extensión de la zona afectada, y se distribuirán a un ritmo de 2/3 por semana hasta una media de unas 10/12 sesiones, dependiendo de la evolución.

El DLM es un fiel aliado de la cirugía estética y reparadora, y por tanto en consecuencia la fisioterapia. Cuanto antes desaparezca la inflamación, hematoma…mejor será la recuperación y mejores los resultados de la intervención.

foto: Vitagenes.com

Gustavo Salgado Marcos

Nº Col. 2439

Fisiosalud+

esguince-de-tobillo-fisiosaludmas

ESGUINCE DE TOBILLO (I) – CAUSAS

Después de las lesiones musculares el esguince de tobillo es la lesión deportiva más frecuente. Es común a todas las modalidades de deporte de carrera, pero más frecuentes en los que exigen saltos con caída sobre un solo pie: fútbol, baloncesto, balonmano, voley, carreras (vallas, cross), saltos de longitud, triple salto o salto de altura. Por supuesto entre los corredores populares tiene una gran incidencia.

Si bien la mayor parte de los traumatismos de tobillo son simples torceduras, y por tanto son sólo ligeras distensiones de los ligamentos laterales, pueden dañarse muchas otras estructuras. Un diagnóstico y tratamiento incorrectos causan una morbilidad considerable. Un tobillo dolorido e inestable, en forma crónica, puede conducir a una discapacidad importante y eventualmente a la artrosis. Por esta razón, debe evaluarse cuidadosamente este tipo de daño e incluir una detallada historia clínica y un examen físico y por imágenes apropiados. Una vez realizado ésto, se puede hacer un diagnóstico exacto e instaurar el tratamiento adecuado.

En el 90 por ciento de los casos los ligamentos afectados son los ligamentos laterales externos ( peroneoastragalino anterior, peroneocalcaneo y peroneoastragalino posterior). Y el 10 por ciento restante el afectado es el ligamento lateral interno ( deltoideo). En este caso vamos a describir aquellos que se presentan con mayor frecuencia, el esguince de LLE.

MECANISMO DE PRODUCCIÓN
El esguince es una lesión que puede ser completa o incompleta, según afecte al aparato cápsulo-ligamentario. Se trata de una lesión provocada por un movimiento forzado, por lo general se produce una torsión con el pie en varo y supinación, sufriendo el pie una inversión forzada que provoca una mayor o menor tensión del ligamento lateral externo. Esta lesión activa una reacción inflamatoria con ruptura en mayor o menor grado de vasos capilares y de la inervación local que puede determinar por vía refleja fenómenos vaso motores amiotróficos y sensitivos que alargan la evolución de esta patología aun después de su cicatrización.

CLASIFICACIÓN DEL ESGUINCE DE TOBILLO

La intensidad del cuadro va a depender del grado de distensión del ligamento, o si se produjo su rotura parcial o total, y de ahí también derivará su clasificación:

ESGUINCE GRADO I
Se produce un «estiramiento», una distensión del ligamento afecto, habitualmente el PAA, no existe laxitud articular asociada. Se produce la rotura de menos del 5% de las fibras.Como signos y síntomas principales vamos a encontrar:

– Ausencia de inflamación inmediata

– Dolor moderado

– Estabilidad del astrágalo en la mortaja peroneo astagalina
– Capacidad de apoyo del pie y caminar
– Elongación de los ligamentos

ESGUINCE GRADO II

Se produce la rotura parcial del ligamento, aparece dolor moderado acompañado de una inestabilidad articular leve. Los signos y síntomas son más evidentes. Se ha producido la rotura del 40%-50% de las fibras. La exploración puede revelar un cajón anterior y/o una inversión forzada positivos.Como signos y síntomas principales vamos a encontrar:

– Inflamación con equimosis precoz

– Dolor agudo a la puesta en tensión de los ligamentos
– Signos radiográficos de inestabilidad
– Incapacidad funcional: o no se puede realizar el apoyo o se realiza cojeando
– Rotura ligamentosa parcial

ESGUINCE GRADO III
Existe una laxitud articular manifiesta, rotura completa del ligamento. Las maniobras exploratorias son positivas.Como signos y síntomas principales vamos a encontrar:

– Percepción de crujido en el momento de la lesión

– Inflamación inmediata y tumefacción
– Sensación de inestabilidad
– No se puede caminar ni cargar
– Signos radiográficos de inestabilidad astragalina
– Rotura completa de varios ligamentos

 

Isabel García García

Fisioterapeuta

Nº Colegiado: 4.618

esguince-de-tobillo-fisiosaludmas

ESGUINCE DE TOBILLO (II) – TRATAMIENTOS

Se aplicará en el momento con independencia de la gravedad del mismo. Se trata de las primeras medidas a adoptar tras el mecanismo de lesión. Debemos inmediatamente retirarnos de la competición o entrenamiento y comenzaremos con la aplicación de la técnica CRICER durante al menos 30 minutos.
CRI: crioterapia (hielo)
C: compresión
E: elevación
R: reposo

Después de este tratamiento de urgencia tendremos que diagnosticar el grado del esguince y realizar un tratamiento adecuado a cada caso. La fisioterapia es el gran aliado de este tipo de lesiones, pues además de favorecer una correcta evolución de la lesión, trata la misma desde todos los aspectos para la vuelta a la actividad.

TRATAMIENTO Fisioterápico DEL ESGUINCE GRADO I

– Frio durante 15 minutos 2 veces al día
– Técnica de CYRIAX (masaje transverso profundo)
– Ultrasonido
– Tens
– Reeducación propioceptiva
– Reeducacion del gesto deportivo.

TRATAMIENTO Fisioterápico DEL ESGUINCE GRADO II

– Frio durante 15 minutos 3 veces al día
– Descarga muscular del miembro afectado.
– Drenaje linfático manual para luchar contra el edema
– Técnica de CYRIAX
– Ultrasonido
– Iontoforosis
– Reeducación propioceptiva
– Ejercicios de fortalecimiento de los peroneos
– Ejercicios de marcha en terreno llano
– Ejercicios de precompetición y entrenamiento normal

TRATAMIENTO Fisioterápico DEL ESGUINCE GRADO III

Existen 2 opciones: Botín de yeso o férula de 5 a 6 semanas y Reparación quirúrgica de la lesión. Posterior tratamiento rehabilitador, similar al esguince Grado II.

FASE DE VUELTA AL ENTRENAMIENTO

Para volver a practicar deportes, generalmente se recomienda que la inflamación o el dolor no existan o sean mínimos y que puedan realizarse saltos hacia delante o hacia los lados sobre el tobillo lesionado sin sentir dolor ni inestabilidad. En los esguinces más graves es adecuado proteger el tobillo con una tobillera o una ortesis para disminuir las opciones de nuevos episodios de esguince hasta que los ejercicios propioceptivos y la recuperación esté más avanzada.

Una secuencia factible tras un esguince de tobillo podría ser:

– Calentamiento
– Carrera sobre terreno regular e irregular
– Saltos sobre ambos pies
– Saltos sobre 1 pie
– Cambios de dirección
– Aceleraciones y cambios de ritmo

PREVENCIÓN DEL ESGUINCE

Es vital para evitar una lesión de este tipo llevar a cabo las siguientes acciones, también en el caso de un esguince previo, donde evitaremos las posteriores recidivas.

– Trabajo de potenciación de peroneos
– Estiramientos del tendón de Aquiles
– Calzado apropiado
– Plantillas correctoras de anomalias del pie
– Calentamiento adecuado
– Vendaje funcional

COMPLICACIONES DEL ESGUINCE DE TOBILLO

La mayoria de ellas son debidas a un incorrecto diagnóstico inicial y/o incorrecto tratamiento. Podemos encontrar patologías como: Inestabilidad crónica ,“tobillo debil”, esguinces recidivantes, dolor persistente y continuo, linfedema residual perimaleolar, síndrome del seno del tarso…

Recordad siempre que tras la lesión y el diagnóstico correcto, es un Diplomado Universitario en Fisioterapia quien debe realizar el tratamiento rehabilitador, aplicando todas las técnicas necesarias manuales e instrumentales, así como guiará al deportista para retomar su actividad deportiva de un modo adecuado.

Isabel García García
Fisioterapeuta.
Nº Colegiado: 4.618