Dolor-de-espalda Fisiosalud+

Cinco consejos prácticos para prevenir el dolor de espalda

 

De acuerdo con la Encuesta Europea de Salud, una de cada cuatro personas sufre de dolor de espalda asociada a molestias en lumbares o cervicales.

A continuación te presentamos cinco consejos prácticos que podrás poner en práctica para prevenir el dolor de espalda

A continuación te presentamos cinco consejos prácticos que podrás poner en práctica para prevenirlo

1. Ejercicio regular

Hacer ejercicio de manera regular es una buena manera de evitar el dolor de espalda y la acumulación de tensión en los músculos. La práctica de cualquier actividad deportiva y el movimiento regular de los músculos ayuda a que estos estén activos y fortalecidos, lo que evita dolores y molestias.

2. Presta atención a tus posturas

No solo el ordenador tiene la culpa de las molestias y los dolor de espalda y de columna. A veces, caminamos o corremos cargando el peso de los hombros hacia delante. Una postura erguida y adecuada nos evitará muchos dolores de espalda.

Para quienes pasamos mucho tiempo frente al ordenador o  simplemente sentados (por ejemplo frente al volante) es importante vigilar la posición de nuestra espalda y hacer pausas activas para estirar y relajar los músculos de la espalda.

3. Vigila el sobrepeso

Las personas con sobrepeso sufren una mayor tensión en los músculos y tienen mayor riesgo de padecer de dolor de espalda.

Actividades como caminar, hacer gimnasia o nadar de espalda, refuerzan tu musculatura y te ayudan a controlar el peso.

Tip adicional: después de entrenar no te olvides estirar los músculos siempre de manera pausada y controlada.

4. Cuida tu espalda mientras duermes

Recuerda que normalmente pasamos alrededor de un tercio de nuestro vida sobre nuestra cama durmiendo.

Por ello, el colchón sobre el cual descansamos debe ser de óptima calidad y estar siempre en condiciones y no ser ni demasiado blando ni demasiado duro.

5. Fisioterapia

Acude a tu fisioterapeuta de confianza con frecuencia y no solo cuando el dolor sea fuerte o repenitino.

El dolor de espalda suele tener origen muscular, la fisioterapia puede ayudarnos a relajar la zona y prevenir lesiones agravadas con el paso del tiempo.

 

Sintomas de la lumbalgia

Cinco síntomas una posible lumbalgia y cómo detectarlos a tiempo

En este corto post te contamos cuáles son los cinco síntomas de una posible lumbalgia más habituales y cómo podemos detectarlos a tiempo a fin de prevenir y evitar esta dolorosa condición que nos puede afectar.

De forma simple, podemos decir que la lumbalgia es un dolor en la parte baja de la espalda, en la zona de las vértebras lumbares, que irradia hacia otras partes del cuerpo. Los síntomas de una posible lumbalgia pueden ir desde un dolor suave y persistente hasta uno muy intenso, doloroso y corto.

lumbalgia

El intenso y continuado esfuerzo que realiza la columna vertebral puede producir alteraciones en huesos, músculos, ligamentos, tendones, nervios o cualquiera de las estructuras que se encuentran en esta zona, provocando desde ligeras molestias a episodios de dolor agudo.

Cada patología presenta unos síntomas característicos, que identifican la causa más probable por la que se ha producido, por ejemplo:

 

1. Dolor fuerte y punzante en la parte inferior de la espalda, tras haber realizado un movimiento brusco o un esfuerzo

Es lo que llamamos lumbalgia y es tan intenso que puede impedir que caminemos o nos levantemos. Este dolor irradia hacia la ingle y la nalga, produciendo espasmos musculares. Frecuentemente se debe a una distensión muscular o una micro-rotura fibrilar.

 

2. Dolor persistente en una de las piernas que irradia hasta el pie

Es el dolor característico de la ciática. Persiste durante días y resulta especialmente molesto en la parte baja de la pierna y el pie. Produce entumecimiento y dificulta el movimiento, empeorando al estar sentado o de pie.

Su origen está en una compresión del nervio ciático, frecuentemente por una hernia discal, una espondilolistesis o una discartrosis.

Cuando la ciática se va intensificando de forma progresiva y es bilateral, es decir, que afecta a las dos piernas, el origen más habitual es una estenosis (estrechamiento) del canal raquídeo, que contiene la médula y las raíces nerviosas. Su origen es congénito o adquirido por una artrosis.

Si tenemos los isquiotibiales tensos y el dolor disminuye al echarnos hacia atrás o al sentarnos reclinando la espalda, puede deberse a una espondilolistesis y lisis ítsmica, producida por el deslizamiento hacia adelante de una vértebra lumbar.

Esta patología puede ser por una alteración congénita, que no suele manifestarse hasta finalizado el periodo de crecimiento, o por una escoliosis.

Es muy importante que un especialista realice revisiones de control sobre los niños, ya que un diagnóstico precoz es fundamental para que los tratamientos den buenos resultados.

 

3. Dolor leve y continuado en la zona lumbar, con episodios de dolor fuerte o espasmos

Las degeneraciones de los discos intervertebrales suelen producir una molestia leve pero persistente, que de forma periódica se agudiza. El deterioro de estos discos produce inflamación y una leve inestabilidad en la zona.

Estas molestias, que tienden a empeorar al sentarse o permanecer de pie, se alivian al caminar o con los cambios de posición.

 

4. Dolor agudo por la mañana y al final del día

Es un dolor muy frecuente entre las personas mayores, que provoca entumecimiento en la zona y pérdida de flexibilidad. Suele ser de carácter degenerativo debido a un cuadro de artrosis en la columna.

 

5. Dolor de espalda repentino, pérdida de flexibilidad y sensación de medir menos

Es un cuadro típico entre nuestros mayores, que se debe a un aplastamiento vertebral debido a la osteoporosis. Este dolor se intensifica al caminar o estar de pie, pero al tenderse boca arriba se nota cierto alivio.

Al acuñarse las vértebras puede producir una deformidad en la espalda y se pierde estatura.

Afortunadamente, todas estas patologías tienen tratamiento: medicación y fisioterapia pueden aliviar o eliminar las molestias y en aquellos casos en los se hace necesaria la cirugía, las técnicas mínimamente invasivas solucionan gran parte de ellas, con unos resultados excelentes y un periodo de recuperación mucho más breve.

 

Fuente ABC.es

natacion-para-la-espalda

Ejercicios de natación para la espalda

La natación es muy recomendada por lo efectiva que es para lograr que los músculos de la espalda se desarrollen y se vuelvan muy fuertes. La actividad no tiene un impacto fuerte y desagradable en el cuerpo, y no tienes que hacer mucha fuerza, porque en el agua somos más livianos, ayudando a que hagas ejercicio sin dolor y sin sudor.

Hay algunos ejercicios de natación para la espalda que podemos hacer si tenemos una piscina a nuestra disposición. Todos estos te ayudarán a aliviar presión si sientes dolores de espalda y también a quemar grasa y fortalecer los músculos.

Para el primer ejercicio necesitarás la piscina y también un flotador para ayudarte. Para personas con más fuerza en la espalda, no es necesario el flotador.

Ponte boca arriba en el agua con el flotador debajo de la cabeza. Haz brazadas hacia atrás. Repite 15 veces y haz 5 ciclos de esto, manteniendo siempre la espalda y el cuello en posición recta.

El resto de los ejercicios para la espalda simplemente son nadar de la manera que quieras. Estilo libre siempre será el mejor porque todos saben hacerlo, y puedes hacerlo boca abajo, o como el ejercicio anterior, boca arriba.

Para mejores resultados intenta nadar en estilo mariposa, que necesitará el uso de más fuerza pero logrará una espalda llena de músculos.

Recuerda que la natación es muy buena, pero como todo ejercicio hay riesgo de lesiones, así que ve a un profesional que te enseñe la forma apropiada de hacer cada ejercicio y tipo de nado.

Nuestro consejo es que antes de empezar a practicar natación acudas a clases con un monitor especializado para conseguir una técnica correcta, porque como decíamos antes, es fundamental para una persona con dolores de espalda. Intenta a mantener el cuerpo en un plano horizontal el mayor tiempo posible es decir, evita girar y  levantar el cuello demasiado y evita también la hiperextensión de la zona lumbar.

Nadar sin dañar tu Columna

Por todo lo dicho, la actividad física dentro del agua, y en especial la natación, es el deporte idóneo para personas con dolor de espalda.

Sin embargo, también debes aprender cómo realizar este ejercicio de manera correcta, ya que de lo contrario podrías incluso perjudicar tu columna.

• Antes de empezar a practicar la natación, acude a clases con un monitor especializado para que te enseñe una técnica correcta que se adapte a tus necesidades.

• Empieza a ejercitarte de manera gradual. Nadar en exceso o hacerlo de forma muy intensa no te ayudará, al contrario, puede ser contraproducente.

• Procura mantener tu cuerpo en posición horizontal el mayor tiempo posible.

• Evita giros y torciones bruscos.

• No levantes el cuello demasiado y evita mantener la zona lumbar en tensión constante.

Estilos que debes evitar si sufres problemas de columna
Las personas que sufren habitualmente de dolor de espalda o tienen problemas en la columna vertebral deben evitar fundamentalmente los estilos “braza” y “mariposa”.

Estos estilos suelen suponen un sobreesfuerzo para la columna, provocando dolores o pudiendo agudizarlos especialmente en la zona lumbar y cervical.

Los estilos de natación más recomendados para personas con dolor de espalda suelen ser el “crol” y la “espalda”. Estos ejercicios evitan forzar la columna y además ayudan a mantener su curvatura natural.

En cualquier caso, consulta antes con tu especialista médico y con el monitor de tu gimnasio qué tipo de ejercicios de natación se adaptan mejor a tus necesidades, a fin de evitar lesiones o dolores posteriores.

Por último, tanto para la natación como para cualquier ejercicio, acuérdate que durante el mismo es importante que su ejecución sea correcta: controlada, con concentración y sin prisa. Tampoco puedes olvidar calentar y estirar antes y después de la realización del ejercicio.

Fuente : Ejercicios de natación para la espalda  www.buenasalud.net

Dolor-de-espalda Fisiosalud+

¿Los nudos de la espalda no se te quitan y no puedes mas? Aquí está la explicación de por qué nos salen esos “nudos”

Habitualmente pensamos que cuando nos duele la espalda es porque tenemos una “contractura”, o se nos ha enganchado algo ahí atrás. Solemos pensar que donde sentimos el dolor es donde está sucediendo algo, generalmente pensamos que es de origen muscular. En cierta manera esa creencia tiene algo de lógica, pero ocurre menos a menudo de lo que pensamos.

 

Veréis, nuestro organismo es en su conjunto UNO, por lo tanto está interconectado por todo tipo de tejidos: muscular, fascial, sanguíneo, nervioso… Y es este último el más importante. Cuando hay alguna lesión en cualquier órgano es por la relación nerviosa principalmente por la que finalmente sentimos un dolor reflejo en la espalda, como una sensación de nudo. El tratamiento más indicado para este tipo de síntomas es la Osteopatía.

 

Como ya os hemos explicado en artículos anteriores el significado de la Osteopatía y la relación que hay entre los órganos y la espalda( hernia de hiato, gastritis, cálculos biliares, hígado sobrecargado...) vamos a pasar a explicaros la relación que tienen los problemas de la columna vertebral de nuestra zona dorsal y sus conexiones con los órganos:

 

 

D1: Áreas del cuerpo afectadas:

§  Brazos desde el codo

§  Manos, muñecas, dedos

§  Esófago

§  Tráquea

 

Síntomas asociados al alineamiento incorrecto de D1:

§  Asma

§  Tos

§  Dificultad respiratoria

§  Dolor en la parte de abajo de los brazos

§  Dolor de manos

§  Epicondilitis

§  Epitrocleitis

 

D2. Áreas del cuerpo afectadas:

§  Corazón

§  Arterias coronarias

§  Pulmones

 

Síntomas asociados al alineamiento incorrecto de D2:

§  Problemas de corazón

§  (presión arterial y palpitaciones)

§  Algunos problemas de pecho

 

D3. Áreas del cuerpo afectadas:

§  Pulmones

§  Bronquios

§  Pleura

§  Pecho

 

Síntomas asociados al alineamiento incorrecto de D3:

§  Bronquitis

§  Pleuritis

§  Neumonía

§  Congestión

§  Asma

 

D4 Áreas del cuerpo afectadas:

§  Hígado

§  Pleura

§  Circulación en la sangre

 

Síntomas asociados al alineamiento incorrecto de D4:

§  Problemas en el hígado

§  Fiebre

§  Problemas de presión sanguínea

§  Mala circulación

§  Artitris

 

D5 Áreas del cuerpo afectadas:

§  Estómago

 

Síntomas asociados al alineamiento incorrecto de D5

  • Problemas de estómago
  • Indigestión
  • Nervios en el estómago
  • Acidez
  • Reflujos

 

D6 Áreas del cuerpo afectadas:

  • Páncreas
  • Duodeno

 

Síntomas asociados al alineamiento incorrecto de D6

  • Úlceras
  • Gastritis
  • Niveles de azúcar en sangre
  • Pérdida de energía

 

D7 Áreas del cuerpo afectadas:

  • Bazo

 

Síntomas asociados al alineamiento incorrecto de D7

  • Defensas bajas

 

D8 Áreas del cuerpo afectadas:

  • Vesícula Biliar
  • Conducto común

 

Síntomas asociados al alineamiento incorrecto de D8:

  • Problemas en la vesícula biliar
  • Ictericia
  • Herpes
  • Alergias a ciertos alimentos

 

D9 Áreas del cuerpo afectadas:

  • Glándulas suprarrenales
  • Adrenalina
  • Hígado

 

Síntomas asociados al alineamiento incorrecto de D9

  • Alergias
  • Baja energía
  • Urticaria

 

D10 Áreas del cuerpo afectadas:

  • Intestino delgado,
  • Sistema linfático

 

Síntomas asociados al alineamiento incorrecto de D10

  • Reúma
  • Gases

 

D11Áreas del cuerpo afectadas:

  • Riñones
  • Uretra
  • Ovarios
  • Próstata
  • Intestino delgado

 

Síntomas asociados al alineamiento incorrecto de D11

  • Problemas en la piel
  • Acné
  • Eczemas

 

D12 Áreas del cuerpo afectadas:

  • Riñones
  • Diafragma

 

Síntomas asociados al alineamiento incorrecto de D12

  • Problemas de riñones
  • Endurecimiento de arterias
  • Cansancio crónico
  • Nefritis
  • Pielitis
  • Dificultad al orinar

 

 

Enrique Álvarez

Fisioterapeuta y Osteópata

Fisiosalud+ Alcobendas

FS+ Test de Adams, gibosidad en escoliosis

ESCOLIOSIS

La escoliosis se caracteriza por presentar una curvatura lateral en la columna vertebral. Hay dos tipos de escoliosis: no estructurada (actitudes escolióticas o falsas escoliosis) y estructurada (escoliosis verdaderas).

–        Escoliosis no estructurada

En este tipo de escoliosis existe una desviación pero no existen alteraciones anatómicas vertebrales ni gibosidad. Se trata de una escoliosis muy flexible. Las desviaciones se corrigen con facilidad cuando se eliminan las causas que lo provocan. Desaparecen casi siempre en decúbito (tumbados), con manipulaciones e incluso voluntariamente con inclinaciones laterales de tronco. Deben vigilarse, puesto que con el tiempo podrían llegar a estructurarse.

Causas:

  • Tumores: Osteomas
  • Lesiones discales
  • Espondilodiscitis
  • Cólicos biliares y renales
  • Hepatopatias
  • Dismetrías de miembro inferior (+ de 5cm)
  • Defectos del tronco y miembros superiores

 

–        Escoliosis estructurada

Son escoliosis en la que existen deformidad de los elementos vertebrales y discos. Las curvas presentan una rotación que dará lugar a una gibosidad. También puede provocar alteraciones en los elementos blandos (ligamentos, músculos o vísceras) que rodean la columna.

Este tipo de escoliosis es parcialmente reductible, dependiendo esta reducción de su grado de flexibilidad, y nunca se enderezan voluntariamente del todo.

FS+ Test de Adams, gibosidad en escoliosis

El diagnóstico de la escoliosis está basado en la historia clínica, exploración física y estudio radiológico del paciente.

  1. Historia clínica: se recogen los datos de antecedentes familiares y personales
  2. Exploración física: se hará en principio con el paciente en bipedestación (de pie) y con el tronco y las extremidades al descubierto.

Se prestará atención a la asimetría en la altura de los hombros, de las escápulas (omóplatos), de los triángulos del talle, triángulos formados por las caras internas de los brazos, laterales del tórax y los entrantes de la cintura.

La alineación del tronco se realizará a través de la “prueba de la plomada”.

Para comprobar si el paciente presenta gibosidad se lleva a cabo el “test o maniobra de Adams” (paciente de pie, inclina hacia delante doblando su cintura)

  1. Examen radiológico: es básico en el proceso de diagnóstico ya que podremos analizar la desviación y determinar el grado de angulación de la curva o curvas.

El tratamiento de la escoliosis puede ser conservador o quirúrgico, estableciéndose uno u otro en función de la edad del paciente, causa que produce la escoliosis, localización, grado y rigidez de la curva o curvas. El método conservador de tratamiento incluye observación periódica, ejercicios físicos, fisioterapia, electroestimulación, tracción vertebral o tratamiento con corsés ortopédicos. Y la cirugía combina la instrumentación correctora y la artrodesis con muy buenos resultados.

Ana Rivero

Fisioterapeuta Fs+ Alcobendas

técnica linfática alcobendas

Técnica Linfática para Rodilla

La aplicación del vendaje neuromuscular sirve para potenciar o prolongar el efecto del drenaje linfático, ayudando al sistema linfático en la evacuación de líquido de manera global o puntual y también para la mejora del sistema circulatorio acelerando la reabsorción de los hematomas así como para el tratamiento de las cicatrices. Además, contribuye a la normalización de la circulación linfática y el retorno venoso.

Las funciones que hemos buscado son:

– Disminución de la inflamación, facilitando la circulación linfática

– Disminución de hematomas, ayudando a su absorción

El vendaje neuromuscular permite mejorar el aporte sanguíneo a la zona afectada, logrando así, una mejor oxigenación y mayor aporte de nutrientes. Esto se traduce en: una disminución de la inflamación, un cierto efecto analgésico y por último una recuperación más rápida de la zona lesionada.

El vendaje lo realizaremos con dos ” pulpos” tomando previamente la medida de los mismos con la pierna en flexión ( unos 50º); un anclaje lo pondremos en vasto interno y el otro en vasto externo, sin ninguna tensión. Procurar que exista simetría en el cruzamiento de las cintas y los huecos que se van formando, cubriendo ampliamente la articulación a tratar.

Cuando las tiras del Vendaje Neuromuscular se pegan, la cinta hace que la piel se levante y esto genera más espacio y libera presión del fluido intersticial. Esto permite un mayor drenaje de la linfa, y conforme el cuerpo se mueve las tiras de tape ejercen un efecto de bombeo que estimula la circulación linfática las 24h del día.

Se tuvieron en cuenta otras técnicas previas al vendaje, como es el drenaje linfático manual, con el fin de drenar zonas específicas del cuerpo, previa estimulación de los canales principales linfáticos, estos son los grandes vasos o cadenas ganglionares (ganglios del cuello, axilares, inguinales) .

técnica linfática

técnica linfática alcobendas

 

 

Javier de Vicente

Fisioterapeuta Fisiosalud+ Alcobendas

*Con la colaboración de Hermi Hernández

#fisioterapia #fisioterapeutasalcobendas #fisiosalcobendas

hernia-discal-fisioterapia

HERNIAS DISCALES

La hernia discal es uno de los problemas más temibles y dolorosos de espalda y cada vez mas frecuente.

No hace falta decir que la palabra hernia va asociada a ¡dolor!. En nuestra consulta 7 de cada 10 pacientes acuden por dolor de espalda y muchos de ellos se preguntan si lo que tienen es una hernia y cómo se les ha producido. En la actualidad padecer una hernia es uno de los motivos de baja laboral más comunes.

¿Qué es una hernia discal?

hernia-discal-fisioterapia

 

 

Antes de nada hay que explicar la composición del disco intervertebral. Tenemos 26 discos intervertebrales que su principal función es de amortiguar las cargas, es un colchón que absorbe las fuerzas de la gravedad para evitar el sufrimiento óseo. El disco esta formado por un anillo fibroso que es duro y resistente y que contiene un núcleo pulposo, gelatinoso, rico en agua y bastante móvil.

Cuando aumenta la presión en el disco intervertebral el anillo puede romperse provocando que el núcleo salga hacia fuera pudiendo llegar a comprimir el resto de estructuras a su paso o lo que comúnmente se conoce como un pinzamiento.

Síntomas

Los síntomas varían en función del tejido que se esté comprimiendo. Los casos más comunes son debido a ese pinzamiento nervisoso en las vértebras cervicales o lumbares provocando los síntomas a continuación:

  • Dolor local e irradiado.
  • Perdida de fuerza
  • Alteración de la sensibilidad
  • Hormigueo.
  • Tirantez intensa.

Esta sintomatología puede verse empeorada por diferentes patologías en curso como puede ser la artrosis y la deshidratación discal.

Tipos de Hernia

Varían en función de la localización del núcleo con respecto a la raíz nerviosa de esa vértebra. Pueden ser:

  • Central o posterior
  • Posterolateral
  • Lateral o intraforaminal.
  • Externa o extraforaminal

Posición antálgica

Es la postura que adoptamos para el confort y evitar al máximo el dolor que sufrimos. Se debe principalmente al tipo de hernia ya que debemos desviar el disco de la raíz nerviosa comprimida.

Causas

La causa principal es una hipermovilidad o exceso de movimiento en esa vértebra debido a la hipomivilidad o falta de movimiento de otras estructuras cercanas como pueden ser el sacro o las dorsales. Esto puede deberse a diversos factores: 

  • Factores traumáticos: caídas, golpes o accidentes.
  • Factores microtraumáticos: una mala postura, coger peso o estar sentado durante mucho tiempo, deportes asimétricos o muy intensos.
  • Factor visceral: un mal funcionamiento visceral va a provocar que ciertas zonas de la espalda se queden rígidas y por lo tanto el cuerpo compense con una hipermovilidad compensatoria que mantenido en el tiempo durante meses o años acabe produciendo una hernia discal con un simple gesto cotidiano como puede ser abrocharse los zapatos.

Tratamiento

El objetivo siempre va a ser reducir la inflamación del disco, descongestionar la raíz nerviosa y darle movilidad a la zona que esté bloqueada. Esto consistirá fundamentalmente en tres pasos:

  • Técnicas osteopáticas para devolver la movilidad a los tejidos rígidos.
  • Técnicas de masoterapia para descontracturar la zona afectada para disminuir la presión discal.
  • Estiramientos de la musculatura relacionada.
  • Técnicas antiinflamatorias.
  • Electroterapia.

 

 

                                     ENRIQUE ÁLVAREZ SARALEGUI

                                                        FISIOTERAPEUTA

Fisioterapia Madrid

multifidos-dolor-lumbar

Programa integral de estabilización lumbar

En Fs+ trabajamos en el diseño de un programa integral de estabilización lumbar específico para cada paciente. Se realizan técnicas de estabilización y fortalecimiento de la columna lumbar (multífidos específicamente lumbar y transverso abdominal).
Este programa enseña a los pacientes a fortalecer y dar flexibilidad a la espalda sin dolor mejorando los síntomas de la lumbalgia en un porcentaje muy alto. Con el movimiento de sensibilización se ofrece la comprensión de posturas seguras, potencia funcional y coordinación.
multififdos-estabilización-lumbar
protusión-hernia-discal-fisioterapia

¿Diferencias entre una Protusión y una Hernia Discal?

¿Diferencias entre una Protusión y una Hernia Discal? 
La protusión discal provoca que la presión dentro del disco sea mayor que la envoltura fibrosa.
Una hernia discal se produce cuando la envoltura se rompe y parte del núcleo sale fuera de su sitio y se coloca en alguna parte del canal medular.
La protusión, puede causar dolor lumbar. Es importante mejorar la mecánica de la columna, reforzando la musculatura de la espalda y realizando estiramientos y Fisioterapia.
En las hernias, el problema radica en aquellos casos en que el contenido que ha salido del núcleo presiona una raíz nerviosa, lo que desemboca en ciática. El tratamiento de la hernia discal suele ser conservador y debe ir acompañado de sesiones de Fisioterapia. En casos graves y siempre que exista indicación quirúrgica, puede realizarse microcirugía para eliminar la presión que existe.

#protusióndiscal #herniadiscal #fisioterpia

 

hiperlordosis-fisiosalumas-fisiosalud+

hiperlordosis-fisiosalumas-fisiosalud+

Hiperlordosis lumbar

La columna lumbar tiene una curvatura natural, una condición conocida como lordosis, pero en ocasiones esa curvatura se convierte en exagerada. Conocida como hiperlordosis provoca un cambio en la postura del paciente, las nalgas se desplazan hacia fuera y los hombros redondean hacia adelante. Esto puede causar dolor y debilidad muscular. En Fisiosalud+ tu fisioterapeuta te puede recomendar la realización de ejercicios regulares para corregirlo.
Músculos afectados
La hiperlordosis provoca una curva lumbar exagerada, algunos músculos pueden estar más estirados y otros más acortados, pudiendo provocar dolor de espalda. Para reducir esto, debes realizar ejercicios que estiran las áreas acortadas, tales como los músculos de la espalda baja y los flexores de la cadera, que se extienden desde la zona de la ingle. Estirar estos músculos con regularidad a través del ejercicio te puede ayudar. A su vez debes equilibrar estos ejercicios con los que fortalecen los músculos abdominales y extensores de la cadera – incluyendo los isquiotibiales y los glúteos, que tienden a ser más débiles y más estirados debido a la hiperlordosis.
Ejercicios que debes evitar
Es importante hacer bien los ejercicios, por lo que es necesario estar orientado previamente por alguno de los fisioterapeutas de Fisiosalud+ especializados en dolor de espalda y así evitar otras formas de lesión en el desempeño de la actividad. Con hiperlordosis y dolor de espalda, ciertos ejercicios pueden ser difíciles de practicar adecuadamente. Hasta que tu postura este más corregida, debes evitar los siguientes ejercicios: sentadilla, sentadilla hack con barra, un press militar o un situp (abdominales).

hiperlordosis-fisioterapia-fisiosalud+

 

Artrosis: causas, síntomas y tratamiento

La artrosis es una enfermedad que lesiona el cartílago articular y origina dolor, rigidez e incapacidad funcional. El cartílago articular es una sustancia elástica que recubre los huesos y ayuda a disminuir la fricción de los huesos cuando hay movimiento. Dentro de la articulación encontramos el llamado líquido sinovial que ayuda a lubricar la articulación y facilitar el movimiento.

Cuando estas estructuras se dañan, los huesos empiezan a frotarse entre sí durante el movimiento. Esto puede causar dolor, y el propio proceso puede conducir a más daño en el cartílago restante y en los huesos.

Habitualmente, la artrosis se localiza en la columna cervical y lumbar, algunas articulaciones del hombro y de los dedos de las manos, la articulación de la raíz del pulgar, la cadera, la rodilla y la articulación del comienzo del dedo gordo del pie.

CAUSAS

La causa de la artrosis es desconocida. Se señala el envejecimiento como la causa principal aunque exsiten otros factores que pueden aumentar el riesgo de artrosis como son:

  • Edad
  • Genética: Existen investigaciones que indican que algunas personas tienen dificultades para formar cartílago articular y esto podría transmitirse.
  • Lesiones anteriores en articulaciones.
  • Actividad laboral: Los trabajos que requieren movimientos repetitivos en cuclillas, flexión y torsión son factores de riesgo para la artrosis
  • Deportes por la realización repetitiva de movimientos.
  • Obesidad ya que aumenta el estrés sobre las articulaciones.

 

SÍNTOMAS

Normalmente, la artrosis causa dolor y rigidez en la articulación. Los síntomas más comunes son:

  • Rigidez en las articulaciones, especialmente por la mañana.
  • Rigidez en la articulación después de estar sentado o acostado por períodos largos.
  • Dolor durante la actividad que se alivia con el reposo.
  • Ruidos articulares (crujidos, “cracks”).
  • Dolor al presionar sobre la articulación.
  • Crecimiento y ensanchamiento anormal de la articulación.

 

TRATAMIENTO

La fisioterapia no puede solucionar la artrosis, pero si tratar los síntomas y todos los problemas que se originan alrededor de este problema. La evolución dependerá del grado de evolución de la enfermedad, pero en cualquier caso un tratamiento preventivo ayudará a tener una mejor calidad de vida y evitar una evolución más rápida. En los casos más severos será necesaria la cirugía para sustituir la articulación.

Los principales objetivos de la fisioterapia para el tratamiento de la artrosis son:

  1. Disminuir el dolor y combatir la inflamación.
  2. Mantener o aumentar si es posible la movilidad articular.
  3. Aumentar la estabilidad articular mediante la prevención de la atrofia muscular.
  4. Retrasar la evolución de la enfermedad.
  5. Mantener la independencia funcional.
  6. Prevenir las deformidades y contracturas.
  7. Establecer medidas de ahorro articular e higiene postural.

Tratamiento Preventivo

  1. Diagnóstico precoz.
  2. Educación postural en el trabajo o en labores de casa.
  3. Ejercicio físico compensador de desequilibrios producidos en ciertos trabajos.
  4. Movilidad de puestos de trabajo.
  5. Evitar excesos deportivos.
  6. Uso de material adecuado.
  7. Evitar la obesidad

Entre los métodos de tratamiento que podemos utilizar los fisioterapeutas para el tratamiento de los pacientes con artrosis están :

  1. · Reposo en brote doloroso (mínimo tiempo posible).
  2. · Reducción/descarga de peso.
  3. · Termoterapia (superficial o profunda, con Infrarrojo, MicroOndas..)
  4. · Movilizaciones y tracciones.
  5. · Masoterapia para el tratamiento de las contracturas…
  6. · Ultrasonidos.
  7. · Crioterapia.
  8. · Electroterapia (iontoforesis, TENS, interferenciales).
  9. · Magnetoterapia.
  10.  Laserterapia
  11. · Hidroterapia − hidrología.

 

No dudes en consultarnos si padeces este tipo de problema, en Fisiosalud+ podemos ayudarte. Busca soluciones terapéuticas en las mejores clínicas de Fisioterapia en el centro de Madrid, Alcobendas, San Sebastian de los reyes y Valencia. Los mejores fisioterapeutas cerca de ti.

Electroacupuntura para el tratamiento del dolor

La Electroacupuntura es una forma de acupuntura donde una pequeña corriente eléctrica se pasa entre pares de agujas de acupuntura.

Las recomendaciones terapéuticas para la electroacupuntura, independientemente del equipo utilizado, se basan en la frecuencia (Hz) e intensidad (mA) del estímulo.

– La Baja frecuencia y alta intensidad se utiliza para tratar afecciones crónicas y dolor crónico.

– La Alta frecuencia y baja intensidad se utiliza para tratar afecciones agudas y dolor agudo.

Se considera que esta práctica amplifica los resultados de la acupuntura regular, puede restaurar la salud y el bienestar, y es especialmente buena para el tratamiento del dolor.

Beneficios de la electroacupuntura

De acuerdo al libro “Electroacupuncture: A Practical Manual And Resource”, escrito por David F. Mayor, se recomienda en diversos casos el uso de la Electroacupuntura, por los siguientes motivos:

– La Electro-acupuntura potencia los efectos del método tradicional de la acupuntura.

– El tratamiento de Electroacupuntura requiere menos tiempo que el tradicional.

– En algunos casos se registraron resultados más rápidos y duraderos.

– La Electroacupuntura produce efectos específicos sobre el dolor, la relajación, la circulación y los músculos, que difieren de los efectos del método tradicional.

– La Electroacupuntura produce una fuerte estimulación, a diferencia de la acupuntura tradicional.

– La Electroacupuntura se constituye en una buena opción para los niños y personas con sistema inmunológico débil.

 

De esta forma la electroacupuntura es una herramienta de la que dispone la fisioterapia para tratar muchas patologías que cursan con dolor agudo o crónico.

No dudes en consultarnos si padeces este tipo de problema, en Fisiosalud+ podemos ayudarte. Busca soluciones terapéuticas en las mejores clínicas de Fisioterapia en el centro de Madrid, Alcobendas, San Sebastian de los reyes y Valencia. Los mejores fisioterapeutas cerca de ti.

 

 

Ciática: Causas, síntomas y tratamiento

La ciática es una de las lesiones más frecuentes y comunes que podemos sufrir en la columna lumbar. Cuando hablamos de Ciática o ciatalgia hablamos de un síntoma de otro problema médico. El nervio ciático se origina en la zona lumbar (L4-L5-S1), y baja por la cara posterior de cada pierna. Controla  motora y sensitivamente la musculatura posterior del muslo, zona inferior de la pierna y planta del pie.

 

Ciática fisiosalud+

 

CAUSAS
Las causas más comunes de ciática son:

 

– Hernia discal lumbar.

– Estenosis del canal lumbar (estrechamiento del canal raquídeo).

– Discartrosis (Artrosis).

– Espondilolistesis (patología de inestabilidad vertebral).

– Síndrome piriforme (afectación del músculo piramidal, situado en la región glútea que puede comprimir el paso del nervio ciático en esa zona).

– Disfunción sacro-ilíaca.

– Hiperlordosis lumbar (exceso curvatura lumbar).

– Traumatismos directos.

 

SINTOMAS

Los síntomas que solemos encontrar en los pacientes con afectación del nervio ciático son producidos por la compresión del nervio ciático por diversas causas.

–       Dolor en la parte posterior baja de la espalda que se irradia hacia la parte posterior, glúteo y parte posterior del muslo.

–       Dolor que empeora a la inclinación, toser, estornudar…

–       Hiper o Hiposensibilidad a lo largo del recorrido del nervio.

–       Hipertonía muscular en el recorrido del nervio.

–       Rigidez lumbar.

–       Afectación motora y de reflejos en función del nivel de afectación.

–       Hormigueo

–       Sensación de ardor que puede descender por toda la parte posterior de la pierna hasta el pie.

 

TRATAMIENTO

El tratamiento de fisioterapia irá encaminado inicialmente a la disminución de la sintomatología y de todas las alteraciones asociadas:

–       Medidas analgésicas: Electroterapia analgésica, corrientes tipo Tens, onda corta, microondas, infrarrojos, ultrasonidos…

–       Masoterapia: tratamiento mediante terapia manual de toda la musculatura afectada (cuadrado lumbar, psoas ilíaco, glúteos, piramidal, y musculatura de miembro inferior afectada) Incidiremos en el músculo piramidal.

–       Punción seca.

–       Liberación miofascial.

–       Tratamiento de ligamentos iliolumbares, intervertebrales…

–       Osteopatía.

–       Estiramientos.

–       Movilizaciones neurales.

–       Descompresión lumbar.

–       Vendaje neuromuscular

En una segunda fase enseñaremos al paciente:

–       Ejercicios para fortalecimiento muscular ,control pélvico, propiocepción, abdominales…ejercicios de estiramientos individualizados y ejercicios de bajo impacto como caminar, nadar o ejercicios aeróbicos…

–       Ergonomía

–       Pilates terapéutico

 

El tratamiento irá variando en función de la evolución del paciente.

No dudes en consultarnos si padeces este tipo de problema, en Fisiosalud+ podemos ayudarte. Busca soluciones terapéuticas en las mejores clínicas de Fisioterapia en el centro de Madrid, Alcobendas, San Sebastian de los reyes y Valencia. Los mejores fisioterapeutas cerca de ti.

Trastorno Temporomandibular

Trastorno Temporomandibular Fisiosalud+

El trastorno temporomandibular (TTM) es una afección dolorosa de la articulación que está a la altura de las orejas y une la mandíbula con el cráneo.

Puede producir dolor al abrir y cerrar boca, al masticar, bostezar e incluso al hablar, provocando dolor tanto en la misma articulación, como irradiándose hacia cara, la musculatura del cuello y suboccipitales.

Entre las posibles causas de la disfunción se encuentran la tensión excesiva de los músculos mandibulares y del cuello, movimientos desequilibrados de la articulación, o inflamación de la ATM. Estas causas pueden ser tratadas con tratamientos de fisioterapia tales como masaje suave de la articulación y de la musculatura que la rodea, corrientes analgésicas para combatir el dolor, crioterapia, y ejercicios que ayuden a la liberación de la articulación para un mejor funcionamiento de la articulación.

No dudes en consultarnos si te han diagnosticado este tipo de trastorno en Fisiosalud+ podemos ayudarte. Busca soluciones terapéuticas en las mejores clínicas de Fisioterapia en el centro de Madrid, Alcobendas, San Sebastian de los reyes y Valencia. Los mejores fisioterapeutas cerca de ti.

 

Marta Sala García

Fisioterapeuta

Nº colegiado: 2.649

Fisiosalud+ Valencia

https://fisioweb.com/wp-content/uploads/2014/07/hernia_discal-fisiosaludmas-fisiosalud+.jpg

¿Que es una hernia discal?

Es una protusión del disco, de material blando, que existe entre dos vértebras de la columna. Los discos vertebrales tienen dos componentes: un anillo fibroso y el núcleo pulposo. La hernia discal se produce cuando se rompe el anillo fibroso y sale el núcleo pulposo fuera del disco pudiendo comprimir una raíz nerviosa.
No siempre debe operarse pero se debe tratar el dolor con Fisioterapia y complementarse con medidas de higiene postural . #fisioterapia #herniadiscal #protusión


https://fisioweb.com/wp-content/uploads/2014/07/hernia_discal-fisiosaludmas-fisiosalud+.jpg

contracturas-musculares

Contractura Muscular

Una contractura muscular es una contracción involuntaria mantenida en el tiempo. Si el musculo se somete a tal esfuerzo las fibras se acortan y provocan un deficit circulatorio que provoca que las fibras estén mal nutridas creando un circulo vicioso que mantiene la patología.

El tratamiento de Fisioterapia es muy recomendable para esta lesión.

Dolor y Rigidez Cervical 

Dolor y Rigidez Cervical 

Afecta a la musculatura cervical. El dolor en ocasiones puede originarse en zonas cercanas como la mandíbula, la cabeza, zona de los hombros.Puede imposibilitar el movimiento y si afecta a los nervios puede llegarse a sentirse un hormigueo en el brazo e incluso la mano.
Las causas del dolor cervical son variadas aunque las principales se encuentran relacionadas con malos hábitos de la postura . Ver la televisión en una mala postura, dormir en mala postura, realizar movimientos bruscos al hacer ejercicio, realizar actividades laborales en posturas inadecuadas, tener el monitor del ordenador demasiado bajo o alto son razones para causar rigidez en la zona.
Accidentes automovilísticos, caídas, luxaciones, hernia discal, meningitis son otras posibles causas.

El latigazo cervical o esguince cervical

El latigazo cervical o esguince cervical

El latigazo cervical o esguince cervical consiste en una lesión producida por la hiperextension brusca del cuello seguida de una flexión.

Refiere rigidez y dolor en el cuello irradiado a la zona del occipital, hombros y la región interescapular, también produce limitación de la movilidad del cuello por dolor. En ocasiones también aparece dolor de cabeza, mareos, hormigueos en los brazos, etc. Los síntomas pueden aparecer entre las 24 o 48 horas del traumatismo.

Se recomienda reposo relativo y en determinados casos será preciso tratamiento de Fisioterapia, con el objetivo de disminuir el tiempo de incapacidad y evitar secuelas.

drenaje-linfatico-fisiosaludmas

DRENAJE LINFÁTICO MANUAL TRAS LA CIRUGÍA

drenaje-linfatico-fisiosaludmas
Cada vez son más las personas que deciden realizarse algún tipo de intervención de cirugía plástica para encontrarse más favorecidos. Son muchas y muy variadas las opciones que existen dependiendo de lo que queramos conseguir, con lo que es muy importante encontrar el profesional adecuado y debidamente colegiado, que nos informe correctamente del procedimiento que se va a realizar, seguir todas las recomendaciones médicas, así como realizar los cuidados posteriores que serán los que aseguren el éxito de la intervención y nos llevaran a los resultados deseados.

Cuando se realiza una intervención quirúrgica estética, se produce inflamación de los tejidos, hematoma, acumulo de sustancias de desecho, restos de células muertas…y la opción de que aparezca un proceso infeccioso, todo ello en mayor o menor grado dependiendo del procedimiento que se haya seguido (liposucciones, mamoplastias, rinoplastias…) Gracias a los efectos del DLM podremos favorecer la recuperación de los tejidos, estimularemos el sistema linfático para acelerar la desaparición del edema y hematoma postquirúrgico y facilitar una mayor cicatrización.

La anatomía y fisiología del sistema linfático es compleja lo que nos lleva a afirmar que el Drenaje Linfático Manual (DLM) es una técnica propia de Diplomados Universitarios en Fisioterapia. Sólo un profesional cualificado es conocedor de cuales son las indicaciones, y sobre todo las contraindicaciones del mismo.

El DLM es una técnica manual específica de activación del desagüe del líquido acumulado en los tejidos y de la linfa a través de los vasos linfáticos, cuando el flujo normal de la misma se ve interrumpido por una obstrucción de los diminutos canales por donde circula. Las técnicas que se realizan tienen como finalidad activar el sistema linfático.

Entre las indicaciones del drenaje linfático podemos encontrar: linfedemas, edemas de embarazo, cicatrices, migrañas, lipedemas, celulitis…y lo que nos ocupa la recuperación post-cirugía estética y reparadora. Entre los efectos que produce el DLM, encontramos: drenante, neurovegetativo, sobre la musculatura y el inmunológico.

Cuando el cirujano lo recomiende, generalmente cuando las posibles infecciones han sido controladas, se podrá comenzar con el DLM. El fisioterapeuta realizará una valoración del paciente y planteará el plan de tratamiento. Para que el DLM sea efectivo deberá realizarse en sesiones de al menos una hora de duración, en todo caso se valorará la extensión de la zona afectada, y se distribuirán a un ritmo de 2/3 por semana hasta una media de unas 10/12 sesiones, dependiendo de la evolución.

El DLM es un fiel aliado de la cirugía estética y reparadora, y por tanto en consecuencia la fisioterapia. Cuanto antes desaparezca la inflamación, hematoma…mejor será la recuperación y mejores los resultados de la intervención.

foto: Vitagenes.com

Gustavo Salgado Marcos

Nº Col. 2439

Fisiosalud+

TRABAJAR EL MÚSCULO TRANSVERSO ABDOMINAL PARA PREVENIR LESIONES

Para que nuestro entrenamiento físico sea completo y casi independientemente del deporte que practiquemos, ya seamos corredores, tenistas, nadadores… el fortalecimiento abdominal debe ser una tarea a incluir para lograr un cuerpo funcional, equilibrado y con ello prevenir las lesiones que nos obligan muchas veces al “parón deportivo”. Pero, ¿sabemos fortalecer correctamente nuestra musculatura abdominal?

Los músculos que componen la pared anterior del abdomen son el transverso del abdomen, recto anterior y los oblicuos interno y externo.En esta primera toma de contacto, quiero dedicarlo al músculo transverso del abdomen, ese gran desconocido.El músculo transverso abdominal es el más profundo de los músculos anchos del abdomen, se encuentra situado en la parte anterior y lateral del mismo y sus fibras son transversales. Contribuye a la micción, defecación, vómitos, tos, parto, espiración forzada… pero también tiene un componente importante como estabilizador de la columna lumbar a través de sus uniones sobre todo a nivel fascial (envolturas de tejido conjuntivo que envuelven, aíslan y a la vez relacionan a nuestros músculos unos con otros).

Ahora bien, ¿cómo lo activamos? Sobre todo es un trabajo de concentración. Para ello vamos a realizar una contracción isométrica (estática) del músculo transverso abdominal que estabiliza la región lumbar al disminuir la lordosis lumbar (curva natural de la zona baja de nuestra columna). Pongamos un ejemplo: nos situamos tumbados boca arriba en una colchoneta, cabeza en posición de reposo apoyada en una almohada o toalla, caderas y rodillas flexionadas con las plantas de los pies en contacto con la colchoneta y las manos situadas en la región abdominal sobre la zona del ombligo. Cogeremos aire por la nariz (inspiración relajada, no profunda) y espiramos por la boca a la vez que contraemos el abdomen con el objetivo de llevar nuestro ombligo hacia arriba (en dirección a nuestra cabeza) y hacia atrás (a la espalda).

Para incluir el trabajo del transverso del abdomen en nuestra rutina de entrenamiento abdominal os animo a que probéis a realizar esta contracción isométrica previa a la contracción de los rectos abdominales en la flexión de tronco, conocido en Pilates como chest lift. Seguimos con el ejemplo anterior (tumbados boca arriba, caderas y rodillas flexionadas con plantas de pies apoyados y añadiremos cabeza sujeta con manos): cogemos aire por la nariz, espiramos a la vez que contraemos abdomen (“metemos ombligo hacia arriba y hacia la espalda”) y aún soplando flexionamos tronco adelante; inspiramos al descender hasta apoyar de nuevo la espalda en la colchoneta.

Esta es una de las ideas esenciales del Método Pilates cuyo mentor puso especial atención al fortalecimiento de la musculatura abdominal para mantener el equilibrio corporal y dar estabilidad y firmeza a la columna vertebral.

LAURA RUIZ ESPEJO

Fisioterapeuta Fisiosalud+

 

transverso-del-abdomen-fisioterapia

#pilates #pilatesenmadrid #fisioterapeuta, #entrenamientoabdominal #fisioterapiamadrid #losmejoresfisios #fisioterapeutasenmadrid #fisioterapiadeportiva #fisioterapeutasmadrid

cervicalgia-dolor-fisioterapia-fisiosaludmas

cervicalgia

El término cervicalgia significa simplemente “dolor en la región cervical de la columna vertebral”; por tanto cuando utilizamos este término no estamos hablando de un diagnóstico o definiendo una patología concreta, sólo estamos utilizando un término descriptivo para referirnos al “dolor de cuello”.
El “dolor de cuello” es uno de los problemas que más frecuentemente se presenta entre la población. Se calcula que aproximadamente 3 de cada 10 personas va a tener “dolor de cuello” a lo largo de su vida, y que aproximadamente un 33 % lo tendrá más de tres veces en un mismo año, con mayor o menor severidad. Además este dolor de cuello puede venir acompañado de otros síntomas tales como dolores de cabeza, mareos, hormigueos… que nos darán pistas sobre el posible origen.

La región cervical es el segmento más móvil de la columna vertebral lo que provoca que sea más propenso a sufrir patología.

Anatomía

La columna cervical está formada por 7 vértebras, de las cuales las dos primeras Atlas y Axís presentan características diferentes. El resto tienen rasgos característicos comunes, como son la apófisis espinosa bifurcada, los agujeros transversales, un agujero vertebral de forma triangular y el cuerpo vertebral más pequeño y rectangular que en las demás vértebras.

Todas estas vértebras no se encuentran alineadas de forma rectilínea en el plano sagital (aunque sí en el frontal), sino que puede apreciarse una curvatura, denominada lordosis cervical. La lordosis es la curva cuya concavidad se dirige anteriormente. También vamos a encontrar esta curvatura a nivel lumbar. En muchos casos podemos encontrarnos que dicha curvatura se encuentra corregida, y se presenta rectificada. Esto es lo que se denomina rectificación cervical que suele ir acompañada de sintomatología.

Entre las vértebras encontramos los llamados discos intervertebrales que actúan junto con otros tejidos como medio de unión de las vértebras. Así también forman parte de estos medios de unión la musculatura y los ligamentos.

De la columna cervical salen los nervios que dan sensibilidad y motricidad a los brazos. A través de la columna cervical también pasa la médula espinal que es la conexión entre el cuerpo y el encéfalo.

Causas
Pueden ser múltiples las causas de la cervicalgia. Lo más frecuente son dolores originados en la musculatura y ligamentos del cuello por exceso de trabajo, stress, malas posturas, tensión nerviosa, esfuerzos, o traumatismos directos e indirectos (accidentes de tráfico)…que pueden ocasionar alteraciones a nivel articular, múscular, ligamentoso y nervioso del cuello causando dolor, contractura muscular, pérdida de movilidad, dolores de cabeza, mareos, vértigos, dolor referido en brazos y homigueo en las manos….lo que denominaríamos como cervicobraquialgia.

Cuando existen lesiones a nivel de los discos intervertebrales también pueden causar dolor, es lo que llamamos protusión discal o hernia discal. Cuando la capa externa del disco protuye hacia una de las raices nerviosas y causa radiculopatía cervical, dolor irradiado a brazos.

También son frecuentes las lesiones a nivel articular entre las vertebras, las que pueden causar dolor cervical, en la vejez degeneran y producen la llamada cervicoartrosis.

Diagnóstico
Para llegar a un diagnóstico claro, y así poder averiguar el origen de la cervicalgía debemos comenzar con una anamnesis completa del pacientes, en la que debemos recoger todos los antecedentes traumáticos o atraumáticos. Además es muy importante realizar una correcta exploración física estática y dinámica de la columna cervical mediante la palpación y movilización del segmento cervical. Es necesario ayudarse de pruebas complementarias que nos ayuden a descartar otro tipo de patologías (RMN, RX, TAC…) así como para saber en que situación real se encuentra el segmento cervical.

Una vez tengamos claro el origen, así como hayamos identificado los problemas que nos encontramos, debemos pautar el tratamiento fisioterápico más adecuado.

Tratamiento Fisioterapia
Una vez realizado un correcto diagnóstico, en busca del posible origen de la cervicalgia y una vez hemos identificado los signos físicos que encontramos, debemos realizar un correcto tratamiento fisioterápico en busca de la remisión de los mismos.

Es importante desde el punto de vista de la fisioterapia tratar a nivel muscular y articular, trabajar la elasticidad y movilidad de la columna cervical. Podemos diferenciar dos fases, una inicial en la que nos centraremos en la realización de técnicas analgésicas, y otra posterior y en algunos momentos simultanea en la que nos centraremos en la recuperación de la movilidad y elasticidad.

Podemos realizar un tratamiento de fisioterapia basado en :

– Termoterapia superficial y profunda: A través de la utilización de lámparas Infrarrojas (termoterapia superficial) y de Microondas (termoterapia profunda). Buscamos calentar el músculo con la finalidad de que se relaje, consiguiendo además un aumento de la vascularización de los tejidos.
– Ultrasonidos: Sobre puntos localizados. Generaremos un calentamiento tisular, además utilizamos el efecto trófico regenerador que produce el efecto mecánico de las ondas ultrasónicas.
– Electroterapia: utilizando corrientes de tipo analgésico con la finalidad de bloquear los receptores del dolor consiguiendo una relajación muscular.
– Masoterapia: buscando la relajación muscular y analgesia mediante el amasamiento y distintas técnicas de movilización de planos titulares. Aumentamos la temperatura y vascularización.
– Técnicas de estiramiento: son movilizaciones o ejercicios físicos que propician la elongación del complejo miofascial. Los objetivos consisten en alargar los músculos y fascias y de esta forma permitir un mayor rango de movimientos de la zona cervical ayudando al músculo a recuperar la elasticidad perdida.
– Movilizaciones pasivas-activo asistidas: buscamos aumentar el rango de movilidad articular, mediante el estiramiento de la musculatura y estructuras periarticulares, contracturadas o retraídas, acompañado de una ligera tracción simultánea de manera manual.
Estos ejercicios deben realizarse evitando compensaciones y falsos movimientos que provoquen compresiones dolorosas.
Posteriormente realizaremos las mismas movilizaciones pidiendo al paciente que nos ayude en la realización de los mismos.
– Técnicas de fortalecimiento (isométricos): sería la última fase del tratamiento, en el que el dolor ha disminuido y hemos mejorado la situación muscular y articular. Es importante que la musculatura tenga un tono adecuado que nos ayude a evitar posibles problemas.

El tipo de técnicas de trabajo muscular que se utilizan son ejercicios isométricos en los cuales no se produce ninguna modificación del ángulo de movimiento empleando resistencia manual o theraband.

La evolución de la cervicalgia tras el tratamiento de fisioterapia suele ser muy positiva, encontrando que los síntomas remiten tras varias sesiones de tratamiento.

Varias recomendaciones:

Es importante evitar en la medida de lo posible una inmovilización parcial o total de la zona lesionada, pues generalmente esto ampliará el tiempo de recuperación y puede complicar el cuadro sintomático.

Es vital no sólo tratar la patología una vez se ha instaurado, sino tener una correcta higiene postural y realizar un tratamiento preventivo si por nuestro trabajo o por nuestro ritmo de vida somos propensos a presentar “dolor de cuello”.

Combinar el ejercicio con la fisioterapia nos ayudará a manterner el estado de nuestra musculatura, evitando que los problemas de origen muscular causa del estrés y el sedentarismo se pongan de manifisto.

¡Acude a un fisioterapeuta!

Gustavo Salgado
Fisioterapeuta
Colegiado: 2.439

ATM-bruxismo-fisioterapia

Bruxismo. Bruxismo

El bruxismo es el acto por el cual una persona aprieta los dientes (sujeta fuertemente los dientes superiores e inferiores: bruxismo céntrico) o los hace rechinar (deslizar o frotar los dientes de atrás hacia adelante uno sobre el otro: bruxismo excéntrico). Este hábito puede ser solamente nocturno o aparecer también por el día y lo ocasiona principalmente el estrés.

El bruxismo afecta entre un 10% y un 20% de la población y puede provocar tanto dolor de cabeza como de los músculos de la mandíbula, cervicales y oído.

El bruxismo diurno suele ser más apretador que rechinador y el bruxismo nocturno puede ser de ambas formas: en algún momento del día, ya sea por el trabajo o por cualquier otra causa, se ha cogido el mal hábito de apretar con los dientes al mismo tiempo.

El hecho de que apretar los dientes genere mayor o menor patología depende de distintos factores: nivel de estrés, cuánto tiempo aprieto o rechino y con qué fuerza, desalineaciones dentales, postura, capacidad de relajación, hábitos alimenticios y de sueño. En cada persona la repercusión será diferente.

Síntomas

-Ansiedad, estrés y depresión.
-Dolor de oído (debido en parte a que las estructuras de la articulación temporomandibular están muy cerca del conducto auditivo externo y a que usted puede percibir dolor en un lugar diferente de su fuente, lo cual se denomina dolor referido).
-Cefaleas y dolores musculares cervicales.
-Dolor e inflamación de la articulación de la mandíbula. Presencia de contracturas en los músculos masticadores.
-Chasquidos y crepitaciones.
-Aumento de la sensibilidad dental y otros.

Tratamiento

El origen de la patología principalmente es nerviosa con lo que el paciente debe aprender e introducir en su día a día técnicas de relajación y alguna práctica deportiva que nos ayude a controlar y también a canalizar ese exceso de tensión nerviosa. Los buenos hábitos alimenticios son siempre complementarios y muy necesarios.

En cuanto al tratamiento médico en la mayoría de los casos para abordar la sintomatología es necesario una férula de descarga (se hace a medida en función de la mordida de cada persona) para evitarla hiperpresión dental y su repercusión sobre la articulación temporomandibular (ATM) . Ese exceso de presión desencadena los síntomas descritos anteriormente. La terapia farmacológica debe ser prescrita por un facultativo en los casos de inflamación y dolor agudo de la articulación.

El tratamiento fisioterápico es complementario el médico y consiste en la relajación de todos los músculos contracturados por el exceso de trabajo tanto propios de la ATM (maseteros, temporales, pterigoideos..) como los cervicales a través de técnicas de masaje, bombeo, estiramientos, etc. En algunos casos hay problemas de movilidad tanto en ATM como en región cervical con lo que serán necesarias técnicas de movilización articular, tracción y decoaptación.

El tratamiento manual se puede complementar con agentes físicos como termoterapia o crioterapia (depende del grado de inflamación), ultrasonidos, electroterapia, etc.

Se hace necesario que el paciente además de controlar la tensión nerviosa con técnicas de relajación y control de estrés complemente con ejercicios de movilidad y flexibilización de la ATM Y región cervical.

SI NOTA ALGUNO DE ESTOS SÍNTOMAS CONSULTE SIEMPRE CON UN PROFESIONAL.

A VECES LOS SÍNTOMAS SON LIGEROS Y CON POCA REPERCUSIÓN CLÍNICA, PERO UNA TENSIÓN MANTENIDA EN EL TIEMPO CONLLEVA A UN DESGASTE PREMATURO DE LA ARTICULACIÓN Y DE LAS PIEZAS DENTALES, UNA CONTRACTURA CRÓNICA DE LA MUSCULATURA CERVICAL Y DE LA MANDÍBULA Y SUS SÍNTOMAS ASOCIADOS COMO CEFALEAS, VÉRTIGOS, CANSANCIO, ETC.

Laura Ruiz Espejo

Fisioterapeuta

foto: atmodontologia.com