Ciática: Causas, síntomas y tratamiento

La ciática es una de las lesiones más frecuentes y comunes que podemos sufrir en la columna lumbar. Cuando hablamos de Ciática o ciatalgia hablamos de un síntoma de otro problema médico. El nervio ciático se origina en la zona lumbar (L4-L5-S1), y baja por la cara posterior de cada pierna. Controla  motora y sensitivamente la musculatura posterior del muslo, zona inferior de la pierna y planta del pie.

 

Ciática fisiosalud+

 

CAUSAS
Las causas más comunes de ciática son:

 

– Hernia discal lumbar.

– Estenosis del canal lumbar (estrechamiento del canal raquídeo).

– Discartrosis (Artrosis).

– Espondilolistesis (patología de inestabilidad vertebral).

– Síndrome piriforme (afectación del músculo piramidal, situado en la región glútea que puede comprimir el paso del nervio ciático en esa zona).

– Disfunción sacro-ilíaca.

– Hiperlordosis lumbar (exceso curvatura lumbar).

– Traumatismos directos.

 

SINTOMAS

Los síntomas que solemos encontrar en los pacientes con afectación del nervio ciático son producidos por la compresión del nervio ciático por diversas causas.

–       Dolor en la parte posterior baja de la espalda que se irradia hacia la parte posterior, glúteo y parte posterior del muslo.

–       Dolor que empeora a la inclinación, toser, estornudar…

–       Hiper o Hiposensibilidad a lo largo del recorrido del nervio.

–       Hipertonía muscular en el recorrido del nervio.

–       Rigidez lumbar.

–       Afectación motora y de reflejos en función del nivel de afectación.

–       Hormigueo

–       Sensación de ardor que puede descender por toda la parte posterior de la pierna hasta el pie.

 

TRATAMIENTO

El tratamiento de fisioterapia irá encaminado inicialmente a la disminución de la sintomatología y de todas las alteraciones asociadas:

–       Medidas analgésicas: Electroterapia analgésica, corrientes tipo Tens, onda corta, microondas, infrarrojos, ultrasonidos…

–       Masoterapia: tratamiento mediante terapia manual de toda la musculatura afectada (cuadrado lumbar, psoas ilíaco, glúteos, piramidal, y musculatura de miembro inferior afectada) Incidiremos en el músculo piramidal.

–       Punción seca.

–       Liberación miofascial.

–       Tratamiento de ligamentos iliolumbares, intervertebrales…

–       Osteopatía.

–       Estiramientos.

–       Movilizaciones neurales.

–       Descompresión lumbar.

–       Vendaje neuromuscular

En una segunda fase enseñaremos al paciente:

–       Ejercicios para fortalecimiento muscular ,control pélvico, propiocepción, abdominales…ejercicios de estiramientos individualizados y ejercicios de bajo impacto como caminar, nadar o ejercicios aeróbicos…

–       Ergonomía

–       Pilates terapéutico

 

El tratamiento irá variando en función de la evolución del paciente.

No dudes en consultarnos si padeces este tipo de problema, en Fisiosalud+ podemos ayudarte. Busca soluciones terapéuticas en las mejores clínicas de Fisioterapia en el centro de Madrid, Alcobendas, San Sebastian de los reyes y Valencia. Los mejores fisioterapeutas cerca de ti.

fisioterapia-vascular-cirugía plástica-dlm

Importancia del DLM tras la cirugía.

Con la llegada de la época estival, son muchas las personas que deciden realizarse algún tipo de intervención de cirugía plástica para encontrarse más favorecidos. Son muchas y muy variadas las opciones que existen dependiendo de lo que queramos conseguir, con lo que es muy importante encontrar el profesional adecuado y debidamente colegiado, que nos informe correctamente del procedimiento que se va a realizar, seguir todas las recomendaciones médicas, así como realizar los cuidados posteriores que serán los que aseguren el éxito de la intervención y nos llevaran a los resultados deseados.

Cuando se realiza una intervención quirúrgica estética, se produce inflamación de los tejidos, hematoma, acumulo de sustancias de desecho, restos de células muertas…y la opción de que aparezca un proceso infeccioso, todo ello en mayor o menor grado dependiendo del procedimiento que se haya seguido (liposucciones, mamoplastias, rinoplastias…) Gracias a los efectos del DLM podremos favorecer la recuperación de los tejidos, estimularemos el sistema linfático para acelerar la desaparición del edema y hematoma postquirúrgico y facilitar una mayor cicatrización.

La anatomía y fisiología del sistema linfático es compleja lo que nos lleva a afirmar que el Drenaje Linfático Manual (DLM) es una técnica propia de Diplomados Universitarios en Fisioterapia. Sólo un profesional cualificado es conocedor de cuales son las indicaciones, y sobre todo las contraindicaciones del mismo.

El DLM es una técnica manual específica de activación del desagüe del líquido acumulado en los tejidos y de la linfa a través de los vasos linfáticos, cuando el flujo normal de la misma se ve interrumpido por una obstrucción de los diminutos canales por donde circula. Las técnicas que se realizan tienen como finalidad activar el sistema linfático.

Entre las indicaciones del drenaje linfático podemos encontrar: linfedemas, edemas de embarazo, cicatrices, migrañas, lipedemas, celulitis…y lo que nos ocupa la recuperación post-cirugía estética y reparadora. Entre los efectos que produce el DLM, encontramos: drenante, neurovegetativo, sobre la musculatura y el inmunológico.

Cuando el cirujano lo recomiende, generalmente cuando las posibles infecciones han sido controladas, se podrá comenzar con el DLM. El fisioterapeuta realizará una valoración del paciente y planteará el plan de tratamiento. Para que el DLM sea efectivo deberá realizarse en sesiones de al menos una hora de duración, en todo caso se valorará la extensión de la zona afectada, y se distribuirán a un ritmo de 2/3 por semana hasta una media de unas 10/12 sesiones, dependiendo de la evolución.

El DLM es un fiel aliado de la cirugía estética y reparadora, y por tanto en consecuencia la fisioterapia. Cuanto antes desaparezca la inflamación, hematoma…mejor será la recuperación y mejores los resultados de la intervención.